lunes, 12 de octubre de 2009

Geopolítica en las baterías de Lithium

Cuando los vehículos híbridos sean puestos a la venta y se popularice su comercialización, sus fabricantes buscarán con seguridad más fuentes de lithium para producir masivamente las baterías que impulsen los nuevos automóviles.

El lithium es el “material crudo” más eficaz para la producción de las baterías y pilas que puedan dar energía a movilidades y esta materia prima se encuentra en reserva en muy escasos sitios del planeta, pero principalmente en América del Sur. Los países con depósitos de Lithium jugarán papeles preponderantes en la economía global, es el caso de Chile que ya produce Lithium y de Bolivia que está en camino de entrar en esa producción.

Las preocupaciones globales sobre la seguridad de energía y emisiones de carbono suben como un cohete y los vehículos híbridos que combinan electricidad y fuentes de poder que sustituyen a la gasolina están capturando porciones importantes del mercado automotriz, ahora con una fuente de potencia contenida en una batería de lithium. Los países que producen el lithium se convierten en centros de atención global y su producción tiene un significativo interés para las grandes industrias.

Material especial

El material normal de la actualidad para las baterías recargables que por su potencia pueden mover los automóviles híbridos es el “hydride” una combinación de material de níquel conocido por su sigla (NiMH). Australia tiene las reservas probadas más grandes del mundo de níquel, pero resulta que Rusia, Canadá e Indonesia son los productores más importantes del material procesado para cierto tipo de baterías que de momento resultan muy caras frente a lo que puede suceder más adelante cuando sean reemplazadas por las de lithium – ion a desarrollarse en proyectos de América del Sur.

Se establece que por ahora las baterías Nimh seguirán siendo –por algún tiempo más– las de uso regular en autos híbridos incluso en el nuevo modelo 2010 del Toyota Prius, alimentado por energía de batería NiMH .

Lo que esperan los fabricantes de automóviles es que en breve tiempo sean las baterías de lithium sean las que reemplacen a las NiMH que son muy pesadas y caras, las de lithium serán más efectivas, livianas y más baratas.

La industria del Lithium debe desarrollarse plenamente para responder al reto del requerimiento de la nueva industria automotriz, porque una vez que el producto entre en uso, su requerimiento será constante y no podrá detenerse, lo que significa un verdadero desafío a los países productores del lithium.

* Arq Jaime Moscoso B. Nos escribe desde Australia.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario