viernes, 22 de julio de 2016

Minería, regalías e impuestos

Aunque todavía con marcadas dudas los ejecutivos de empresas mineras, en el caso de las estatales, señalan que el repunte de precios favorecerá las nuevas operaciones que se han planificado, en algún caso para rehabilitar el sistema de producción y en otros para fortalecerlo e incrementarlo…pero todavía no se puede hablar de estabilización de precios ya que las variantes de presión internacional pueden generar nuevas bajas en algunos minerales, pero de manera más positiva los precios del estaño, plomo, zinc y la plata podrían mantenerse sin problemas y hasta subir unos puntos en cotización.

El efecto de la baja de precios ocasionó problemas en el registro de ingresos provenientes de la minería y que a través de las regalías benefician a los distritos y municipios donde se ejecutan proyectos mineros. Según los datos del "Anuario Estadístico del sector Minero Metalúrgico de la gestión 2015, difundidos por el Ministerio de Minería y Metalurgia (MMM) el valor de las regalías mineras bajó en la pasada gestión del 2015 con relación al mismo periodo del 2014. El pasado año el ingreso de regalías alcanzó 124,2 millones de dólares, en tanto que un año antes ese beneficio fue de 162,6 millones de dólares.

El mismo documento reconoce que en los últimos años el sector privado fue el que generó la mayor producción de minerales y por lo mismo de regalías. En la gestión del 2015, el aporte de la minería privada, especialmente la mediana, significó el 74.1 por ciento del total de la producción nacional. Las cooperativas generaron un 19,5 por ciento y el sector estatal contribuyó con 6,4 por ciento.

La regalía minera es una compensación por la explotación de los recursos minerales y metales no renovables y su aplicación está regulada en la Ley 535, aunque la misma carece de un reglamento para mejorar este tipo de asignación a favor de comunidades donde existen operaciones mineras. Se da el caso que de un total que percibe por ejemplo una gobernación departamental, un mínimo porcentaje (de regalía) se destina a fomentar proyectos de exploración minera.

Según los datos del Anuario Minero, la disminución de regalías se debió principalmente a la baja exportación de oro en La Paz o el caso de Santa Cruz y otros distritos del oriente donde se extrae oro artesanalmente.



MAYORES PRODUCTORES

Con relación a los volúmenes de producción en el 2015, Potosí sigue liderando el rubro con un 62,5 por ciento, le sigue La Paz con 22,5 por ciento y queda Oruro en tercer lugar con sólo el 10,5 por ciento de aporte productivo. Se aclara que el valor de la exportación del departamento de La Paz fue de 603,1 millones de dólares por encima de los otros distritos que venden concentrados.

Aquí se presenta un fenómeno interesante, aunque de orden departamental, es el caso de La Paz que en la gestión 2014 mostró el mayor índice económico gracias a la minería y específicamente a la del oro, tanto metálico como los desechos y amalgamas. Ocupó un lugar importante el rubro de exportación de joyería de oro que también se produjo en mayor cantidad en el distrito paceño.

CONTRADICCIÓN

En este registro de notas importantes, rescatamos también el análisis de la Fundación Jubileo, que en relación al oro señala concretamente que la mayor parte del metal dorado registrado en producción, deja CERO impuestos para el Estado y "apenas paga un 2,5% de regalía".

Jubileo explica que el país hasta 2011 generaba algo menos de 400 millones de dólares anuales, en promedio real, sin embargo después de 2012 se registraron volúmenes extraordinarios que llegaron a más de 1.000 millones de dólares, lo que, según Jubileo, debía significar un incremento proporcional en la renta a favor del Estado por el rubro de mayores regalías e impuestos, sin embargo se estima que más de 300 millones de dólares se evaden y eluden cada año por parte de los productores informales que explotan ilegalmente el oro.

De acuerdo a las normas vigentes, los ingresos para el Estado provenientes de la minería corresponden a dos fuentes: las regalías y los impuestos. Sucede empero que en el caso del oro, los productores que manejan yacimientos reconocidos pagan impuestos y regalías y los que obtienen oro de manera artesanal e ilegal evaden impuestos y no aportan regalías.

Finalmente para explicar el tema de impuestos, la tasa se aplica según el tipo de operador. Las empresas deben pagar el 37,5% de las ganancias, en tanto que las cooperativas, entidades sin fines de lucro, no cubren el Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE), de modo que su aporte es cero, una situación que seguramente se modificará y recuperará beneficios para el Estado y comunidades, una vez que se concluya y apruebe el reglamento de la Ley 535.

No hay comentarios:

Publicar un comentario