miércoles, 23 de noviembre de 2016

Mineros de Amayapampa Exigen bono de Bs 325 prometido por COMIBOL

Más de doscientos mineros de Amayapampa, rico yacimiento de oro y uno de los más importante que existe en el Norte Potosí, reclamaron ayer a la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL) un bono de Bs325 que comprometió después que la empresa estatal asumiera la administración de la mina, el pasado 10 de octubre de 2016, denunció Hilarión Osco, representante de base.

LION GOLD

El yacimiento de Amayapampa, fue reactivado el pasado 10 de octubre por COMIBOL con recursos propios después que fueron revertidas a dominio del Estado un total de 38 concesiones a la compañía, Lion Gold, que se adjudicó la explotación de las reservas de oro en diciembre de 2012.

Como administradoras, antes de la COMIBOL, pasaron por Amayapampa -al menos- cinco empresas privadas, reportó el Gobierno en septiembre pasado.

COMPROMISO

Para exigir el cumplimiento del acuerdo, los trabajadores ocuparon las oficinas de la corporación estatal en la céntrica avenida Camacho cerca al mediodía de ayer y pidieron a su presidente, Marcelino Quispe, honrar lo que prometió en su visita a Amayapampa.

Sin embargo, a pesar de una reunión a puerta cerrada que sostuvieron con Quispe, los mineros no consiguieron su propósito y rompieron cualquier posibilidad de diálogo con la COMIBOL, informó, horas después, Osco.

La estatal, por su lado, informó a través de la unidad de prensa que “el presidente (Marcelino Quispe) no hará ninguna declaración porque “estamos a la espera del resultado de la asamblea (que promoverán en las siguientes horas los mineros de Amayapampa”.

SIN RESULTADOS

Osco anticipó que la reunión con el presidente de la COMIBOL fue “estéril”, razón por la cual anticipó que la asamblea que realizarán el día de hoy, miércoles, “asumirán medidas de presión y decidirá qué se hace”, declaró.

MUCHO DINERO

El conflicto minero con Amayapampa involucra, de hecho, mucho dinero. Osco comentó que, anualmente, los trabajadores, perciben un bono de antigüedad por aproximadamente Bs325, equivalente al 18% del salario básico nacional que en el Estado llega a Bs1.805.

Si se multiplica esta suma por 280 trabajadores que operan en el yacimiento, COMIBOL tendría una deuda de Bs64.000, que la misma se resiste a cancelar.

“No quieren pagar el bono, a pesar que Quispe prometió hacerlo, y lo peor, tampoco nos quieren reconocer nuestra antigüedad en la empresa y eso generó malestar”, expuso el dirigente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada