domingo, 5 de febrero de 2017

Según POA 2017 Minería difiere reestructuración y debilita gestión de proyectos

El Plan Operativo Anual (POA) 2017 del Ministerio de Minería reconoció que la reestructuración pendiente de esa cartera ministerial se constituye en una de las principales debilidades que dificultarán el logro de los objetivos estratégicos propuestos para este año, como la promoción de nuevas inversiones en el sector y el fortalecimiento de los procesos de refinación y fundición.

ANÁLISIS INSTITUCIONAL

El documento incluye el análisis situación (FODA) del Ministerio del sector, donde se establecieron las debilidades más apremiantes que podrían afectar los resultados esperados en el sector en la gestión en curso, asimismo, las amenazas, oportunidades y fortalezas de la entidad ministerial.

COMIBOL

En el documento no se tienen consideraciones específicas sobre la situación de las minas dependientes de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Huanuni, Colquiri, Corocoro y los proyectos de Litio y el Mutún. El ministro, César Navarro, dijo hace unos días que el plan de refundación de la Corporación está listo y que será puesto a consideración del gabinete ministerial.

CRÍTICAS

Al respecto, el exministro, Dionisio Garzón, comentó en el blog, Minería de Bolivia, sobre el sector estatal, señalando que, “en el caso de Huanuni, insistir con una producción en un yacimiento que es antiguo en proceso de decaimiento de sus reservas, porque si no se hace un buen trabajo en el salar de Uyuni que es un proyecto interesante, el sector estatal estará en problemas”.

Argumentó que “Colquiri es una mina de mediana para abajo, mientras que Corocoro no saldrá por falta de inversión extranjera y sólo queda la planta piloto para obtener cobre metálico y con un Mutún paralizado”, detalló.

Para Garzón, los únicos sectores del rubro que tienen alguna actividad importante son las cooperativas, pero estas no aportan al Estado igual que las privadas.

PROYECTOS NUEVOS

En su criterio, en 10 años de la actual administración, se observa que en el sector minero no existe ningún proyecto nuevo y si habrá algún nuevo producto será en los próximos 10 años, “porque ya han perdido el tiempo cuando los precios internacionales de los minerales estaban en aumento y no se invirtió en nuevos proyectos”, remarcó Garzón.

SAN CRISTÓBAL

Por su parte, el gerente de asuntos corporativos de la Empresa Minera San Cristóbal, Javier Diez de Medina, dijo que en el mundo, Bolivia es vista como un país que tiene futuro en el ámbito minero en el reciente congreso mundial que tuvo lugar en Brasil al finalizar la pasada gestión.

San Cristóbal, subsidiaria de Sumitomo Corporation de Japón, representa el 50% de las exportaciones de minerales no ferrosos en Bolivia. Es el productor de más bajo costo en el mundo para una mina productora de zinc, de acuerdo con un estudio realizado por la consultora, McKinsey.

INVERSIONES

La exautoridad dio a conocer que el Gobierno y los trabajadores mineros son quienes deben definir qué quieren hacer con la minería, para evitar mayor crisis en el sector, porque los privados no invertirán en un escenario de incertidumbre y sin nuevos proyectos no habrá empresas extranjeras que quieran invertir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada