jueves, 23 de octubre de 2014

En minería hay que trabajar despiertos sin siquiera pestañar

Los empresarios saben que no es bueno soñar, lo importante es asegurar los proyectos y trabajarlos técnicamente. Los trabajadores por su parte, no pueden ni siquiera pestañar, la minería es trabajo de responsabilidad y sacrificio, la experiencia de los mineros ratifica ese hecho.

En el último tiempo muchas cosas se mencionan en materia de minería, la mayoría se arrastra de hace tiempo atrás y todavía son muchos los proyectos que no avanzan o lo hacen lentamente y son parte de los grandes sueños.

Es bueno soñar indudablemente, pero hay que aproximarse a la realidad con algunos objetivos muy precisos que necesitan de la práctica para materializarse y alcanzar objetivos precisos.

Lo principal está en definir la estrategia minera de acuerdo a su nueva Ley sectorial signada con el Nº 535 y que desde su promulgación en mayo de la presente gestión todavía no tiene un reglamento que la haga operativa.

No sólo es cuestión de ese detalle importante por cierto, hay otro mucho más significativo por su efecto de orden estructural y es el que se relaciona con la aplicación de impuestos a todos los operadores mineros, del sector privado, la minería y metalurgia estatal y los cooperativistas. Este punto está bajo responsabilidad del Ministerio de Finanzas, por razones de área económica, aunque la materia exige un particular conocimiento de las condiciones de la producción a partir de prospectar y explorar nuevos yacimientos, la fase de la preparación de emprendimientos, llegar al proceso de explotación y luego pensar en la exportación, un largo proceso que según algunos entendidos debería tener una escala apropiada tributaria, considerando que en algunos casos poner en marcha un proyecto minero, demora mucho tiempo.

Hay una fase muy larga de gastos que se cubren con inversiones apropiadas pero sin generar utilidades, hasta alcanzar objetivos reales de productividad, que necesariamente implica el reconocimiento de una contribución impositiva misma que sin embargo debería estar regulada en función a parámetros de competitividad, con países vecinos, de manera que en el nuestro podamos atraer capitales y ahuyentemos a inversionistas con reglas poco apropiadas a la realidad de una minería que en Bolivia, necesita reactivarse con urgencia.

En el momento actual, no se vislumbran inversiones privadas, pues al no existir reglas de juego claramente expresadas como parte de la Ley Minera, quienes tienen capitales no arriesgarán su dinero si no se sabe cuáles son las normas que definan la seguridad jurídica vigente y las garantías, que lamentablemente son vulneradas con avasallamientos que afectan la propiedad privada y lo peor es que no tienen soluciones que se ajusten a las leyes, además hay no sólo en nuestro país, también en otros vecinos la circunstancia de la "consulta previa", un problema que por ejemplo en otros países se resuelve en función de la importancia económica nacional, considerando su beneficio multiplicador.

Así, sólo en el comienzo del tratamiento de un tema tan importante como el de la minería, hay que considerar además que añadido a estos aspectos que se plantean objetivamente, está otro de tamaña importancia y que necesita una reorganización urgente para poner en funcionamiento pero de manera objetiva y no sólo enunciativa una administración estratégica que dependa de un organismo estructurado en base a criterios profesionales de alta experiencia y solvencia práctica, tendrá que ser la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) pero renovada adecuadamente.

Sólo unos pocos días atrás se mencionó que la Comibol tendrá una gerencia de comercialización con presencia en los mercados de Asia, Europa y Norteamérica, para vender los metales que produzcan Vinto, Karachipampa, Corocoro y las plantas de zinc que se construirán en Oruro y Potosí.

Fue el Ministro de Minería que formuló ese anuncio, menos mal refiriendo que "hoy estamos vendiendo estaño y mañana venderemos plata, plomo, cobre, oro, zinc y antimonio y otros minerales que serán refinados en las plantas bolivianas". Una proyección optimista y que debería cumplirse objetivamente dentro la gran estrategia de impulsar la minería y metalurgia pragmáticamente.

Para ir por partes, lo que se necesita con urgencia es reestructurar la Comibol con gerencias operativas en las que se trabaje responsablemente bajo la dirección de profesionales competentes de la materia y que definan la política operativa de nuestra minería. Ese proceso tiene varios pasos que seguir y que deben tener un seguro respaldo financiero, primero estatal, para luego abrir bajo condiciones concretas a la inversión privada, nacional o extranjera, para impulsar los muchos proyectos del sueño actual y pensar en nuevos prospectos resultado de la nueva política minera que desarrolle la Comibol, que con seguridad necesitará también de una extensión de varias gerencias a nivel internacional.

Pero nuestra nota nos obliga a formular recuento de operaciones y señalar que es bastante tiempo el que se demora en concretar esos proyectos, como el caso de las dos plantas de zinc, una en Oruro y la otra en Potosí. El caso se arrastra desde el 2010, en la gestión del exministro Pimentel y de Hugo Miranda en la Comibol. Entonces se lanzó la licitación para la construcción de las fundiciones de zinc, cada una a un costo de 250 millones de dólares, lo que significa una inversión de $us 500 millones. Pero estamos en 2014 y el asunto sigue siendo un proyecto que todavía no se concreta.

Ya sabemos, Karachipampa se puso en marcha, pero sus primeros pasos fueron todavía pocos, hay que arreglar el horno Kivcet con un gasto de tres millones de bolivianos, esperando que entonces avance el "elefante blanco", que ya le cuesta mucho dinero al Estado.

Hablando de hornos el Ausmelt de Vinto ya tendría que haber funcionado hace meses atrás de acuerdo a su cronograma inclusive reformulado, pero con suerte posiblemente lo haga antes de fin de año, es lo que todos esperan después del largo proceso de modernización y las esperanzas latentes de convertir a la fundición orureña en la cuarta más importante del mundo.

Está pendiente el caso del Mutún con un litigio iniciado por la empresa india Jindal que obliga a tomar decisiones jurídicas de defensa para evitar un pago que significará otro gasto para el Estado aunque se diga que la subsidiaria boliviana deberá pagar la cuenta. La idea mayor es que podamos transformar el hierro en acero, contando con una súper siderúrgica, que por algunos adelantos podría ser encomendada a un consorcio chino.

Hablando de chinos, se sabe que también trabajan en el salar de Uyuni en una planta experimental, empero se menciona también el trabajo de profesionales bolivianos que ya lograron producir carbonato de litio con "grado batería" y con una pureza de 99,5%, lo que significa la obtención de cátodos de litio componente principal de baterías para celulares y vehículos. La planta se inauguró en enero del 2013 y produjo hasta el presente 10 toneladas del producto. El proyecto de Recursos Evaporíticos tiene buen tiempo en marcha desde su inicio como tal, aunque más adelante se inauguraron dos plantas, una ubicada en Llipi a 120 kilómetros del salar de Uyuni y que costó inicialmente 19 millones de dólares; la otra planta piloto de baterías funciona en la localidad de Palca y es en la que se producirán los cátodos de litio. Pero todavía no se ingresó en una fase de producción definida y planificada con fines comerciales de plena rentabilidad.

Y un último anuncio tiene que ver con la prospección que permitió descubrir un yacimiento de uranio ubicado en el noreste del departamento de Santa Cruz en la serranía Manomó de San Ignacio de Velasco. El presidente de la Comibol, sobre el tema señaló además que aún no se ha concluido con toda la prospección del yacimiento, pero que se necesitará de entre 10 a 15 millones de dólares para impulsar la fase de exploración. El Gobierno dispondría de parte de ese costo y se anticipó la búsqueda de financiamiento para poner en marcha el proyecto de explotar el yacimiento con fines pacíficos. No es nuevo el hecho de saber de la existencia de uranio, pero es interesante saber que ya nomás se puede contar con parte de la inversión para fines de prospección y exploración. Uranio, otro sueño de la minería nacional y en este caso por su condición estratégica, especialmente de responsabilidad estatal. No hay que olvidar que en el mes de julio pasado el presidente de Rusia, Vladimir Putin ofreció a nuestro gobierno durante una reunión entre ambos en Brasil, un financiamiento para encarar un programa de desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos, asunto que además nuestro Mandatario lo promocionó como parte del programa en su nueva gestión.

Nuestra minería es de ensoñación, pero considerando su importancia estratégica en la economía nacional, es tiempo de que nuestras autoridades despierten y pongan en marcha un verdadero proyecto, realizable y sustentable para la minería y su industrialización.


miércoles, 22 de octubre de 2014

En duda inversión minera de la SQM

El proyecto de ampliación de Pampa Blanca (SQM) aún no está completamente definido. La empresa informa que la iniciativa se encuentra "en evaluación", debido a las condiciones del mercado, por lo que no son efectivos los plazos que se dieron a conocer sobre su concreción. El lunes Portal Minero publicó que se esperaba que la construcción comenzara el primer trimestre de 2015, información que fue entregada por personal de la empresa en Antofagasta; pero la administración central de la compañía ha señalado que se trata de un error, ya que aún se debe esperar la resolución definitiva sobre el mismo.

La iniciativa de SQM está ubicada en la Región de Antofagasta (Chile) y contempla una inversión de $us 665 millones para sumar cerca de 30.000 hectáreas en nuevas zonas de mina, incorporar cuatro módulos de producción de yoduro, construir una planta de yodo y los sistemas necesarios para el suministro de agua de mar y energía a la faena.

Según información de la Base de Proyectos y Licitaciones de Portal Minero, con el mejoramiento propuesto la faena podría incrementar la tasa de extracción de caliche a más de 37 millones de toneladas anuales, lo que redundaría también en un aumento de la producción de yoduro, sales ricas en nitrato y yodo.

Mineros estatales y chicos en emergencia por caída de precios

La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) se declaró en emergencia ante la caída de los precios internacionales de los minerales, porque teme que pueda repercutir en sus fuentes laborales.
El sector evalúa almacenar -crear un stock- su producción.

"Actualmente tenemos problemas con Inti Raymi y esto puede venir en cadena con otras empresas. Nos preocupa el tema porque puede ocasionar despidos y para eso hemos pedido reunirnos con el ministro de Minería. El empresariado tiene que tomar sus previsiones; una de las alternativas es incrementar la producción y almacenar los minerales”, afirmó ayer Freddy Sánchez, dirigente de la FSTMB.
Éste es uno de los temas que evaluaron ayer los afiliados de la federación y que será trasladado al encuentro nacional que preparan para el 26 de octubre, en el que participará el ministro de Minería, César Navarro.
Según datos del Ministerio de Minería, en octubre de 2013 la cotización internacional de la plata estaba en 22,20 dólares la onza troy y este año bajó a 17,24 dólares, lo que refleja un descenso de 28,8%. El estaño estaba en 10,42 la libra fina y ahora está en 8,79 dólares, es decir, una caída de 18,5%. En el caso del oro, el descenso es de 9,6% y del plomo, 7,7%.
El secretario ejecutivo de la FSTMB, Miguel Pérez, confirmó ayer que se realizará una reunión con "carácter de urgencia” para analizar el plan de contingencia nacional con las empresas estatales y definir otra reunión con las empresas privadas.
"Los trabajadores mineros subirán su producción para contrarrestar la baja de los minerales”, anticipó Pérez.
La minería chica
El presidente de Canalmin -el gremio de la minería chica-, Saturnino Ramos, dijo que ese sector está muy preocupado por la baja y mucho más porque ya se viene fin de año, cuando se pagan los beneficios sociales.
"Ha caído el precio, nuestro sector está en emergencia. Además, se viene el doble aguinaldo que muchos no vamos a poder cumplir. Nosotros no hemos visto ningún crecimiento en el sector minero”, dijo Ramos.

Gestionan crédito en China para minería

El ministro de Minería y Metalurgia, César Navarro, se encuentra en visita oficial en China con la finalidad de gestionar, a nombre del Gobierno, programas de financiamiento orientados a proyectos de industrialización minera en Bolivia.
El Gobierno de China puso a disposición $us 10.000 millones, a través de líneas de crédito para los países de América Latina, con el objetivo de financiar proyectos regionales.
El Presidente Evo Morales, durante el 69 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se realizó en septiembre pasado, aprovechó la oportunidad para reunirse con autoridades chinas, con el fin de solicitar financiamiento para proyectos productivos y de integración caminera.
Morales adelantó que el titular de Minería tiene la misión de concretar, entre otros proyectos, créditos para la explotación de los yacimientos de hierro en el Mutún, ubicado en el departamento de Santa Cruz, en la frontera con Brasil.
El Jefe de Estado indicó que si se logra industrializar el hierro en territorio boliviano, el país dejaría de importar ese material y ahorraría alrededor de $us 600 millones anuales.
El 26 de septiembre, el Presidente anunció que China concederá un préstamo de $us 405 millones para la construcción de la nueva factoría en el Mutún, en una zona que no está en litigio con la india Jindal, que producirá en una primera fase 150.000 toneladas anuales de acero para la construcción y cubrirá el 60% de la demanda interna.
Morales añadió que se exportará 100.000 toneladas al año de hierro esponja y que la planta se construirá en dos años aproximadamente.

martes, 21 de octubre de 2014

Fin del ciclo de precios altos

Expertos en minería que efectúan un seguimiento permanente al vaivén de los precios de minerales en el mercado internacional, coincidieron ya en agosto pasado en que "el ciclo de los precios altos ingresó en fase de volatilidad" y con tendencia a la baja, aunque existe la esperanza de un relativa estabilidad en el próximo periodo (por lo menos cinco años).

En el historial de ese proceso cíclico de precios de minerales, se recordó lo que sucedió en la década de los 80 cuando se derrumbó el precio del estaño y ocasionó una dura crisis económica en el país, con el cierre propiamente de toda la minería estatal y el obligado retiro de miles de trabajadores mineros, aunque bajo una forma que no se cumplió y se utilizó como argumento para el masivo despido con un compromiso de "relocalización".

Más de dos décadas tuvo que esperarse con trabajos muy limitados y con pocas proyecciones de envergadura en proyectos mineros hasta la gestión 2005 cuando se presentó un ciclo de recuperación que alcanzó un repunte extraordinario de "picos altos" hasta el 2008.

En ese periodo de cambios en las operaciones bursátiles de la economía mundial, la compra y venta de minerales tiene una incidencia particular que se siente en países productores como el nuestro, que debe restringir sus ventas debido a las restricciones impuestas en los países industrializados que confrontan problemas internos en sus operaciones.

El asunto se presenta de ese modo, con bastantes limitaciones en operaciones de comercialización de minerales, lo que según los expertos y analistas se observa en la "volatilidad" de los precios. Más sencillamente un proceso de "sube y baja", en cuestión del peso conflictual por el que atraviesan los grandes importadores, tanto los del Norte de América, como los Europa y Asia, por lo mismo los exportadores, caso de nuestro país, sujetos a ese vaivén de precios, que es parte del autocontrol que ejercen los responsables de controlar el movimiento económico de las potencias y sus industrias, donde prima sobre todo el factor de competitividad, sin contemplar para nada la suerte de los productores de materias primas.

Si bien el control financiero mundial dispone de las pizarras para establecer precios, (una manera de decirlo), no es menos cierto que algunos países del sector europeo y algunos del área latinoamericana que tienen condiciones de orden preventivo antes las emergencias, estocan sus minerales e incluso aprovechan estos periodos para incrementar su producción de manera que sólo es cuestión de tiempo para que los grandes compradores requieran nuestros los minerales para nutrir sus grandes industrias.

Es en este proceso cíclico que los países previsores apuntan a lograr más utilidades por la venta de sus minerales, situación que no es posible en nuestro caso, debido a que no tenemos reservas estratégicas de minerales y tenemos que vender nuestro producto en cualquier condición para mantener la minería.

Industrialización El ministro de Minería busca préstamos en China

El ministro de Minería, César Navarro, viajó a China para gestionar programas de financiamiento orientados a proyectos de industrialización minera en el país, señala una nota de prensa.
El Gobierno de China puso a disposición 10.000 millones de dólares, mediante líneas de crédito, para los países de América Latina, con el objetivo de financiar proyectos regionales.
En septiembre, el presidente Evo Morales, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas, se reunió con autoridades de China y solicitó financiamiento para proyectos productivos y de integración caminera.
En esa misma fecha, anticipó que China concederá un préstamo de 405 millones de dólares para la construcción de la nueva factoría en el Mutún, en una zona que no está en litigio con la india Jindal, que producirá en una primera fase 150 mil toneladas anuales de acero para la construcción y cubrirá el 60% de la demanda interna.
Morales dijo que el titular de Minería tiene la misión de concretar, entre otros proyectos, créditos para la explotación del Mutún. Si se logra industrializar el hierro en territorio boliviano, el país dejaría de importar ese material y puede ahorrar hasta 600 millones de dólares anuales.
"Industrializando el hierro vamos a evitar la importación de hierro. Por tanto, creo que son entre 500 millones y 600 millones de dólares al año y vamos a evitar que (las divisas) se vayan y lograr se queden acá”, dijo.

En un año, la cotización de los minerales bajó hasta en 28,8%

Entre octubre de 2013 y similar periodo de este año, el precio de los minerales que exporta el país bajó hasta en 28,8%, debido a una menor demanda de los países industrializados. Los expertos opinan que ese comportamiento se mantendrá en los siguientes meses.

Según los datos del Ministerio de Minería, en octubre de 2013 la cotización internacional de la plata estaba en 22,20 dólares la onza troy y este año está en 17,24 dólares, lo que refleja un descenso de 28,8%.
El estaño se cotizaba a 10,42 la libra fina y ahora está a 8,79 dólares, lo que implica una caída de 18,5%. En el caso del oro, la baja es de 9,6% y del plomo, de 7,7%. A diferencia de las anteriores, el único mineral en el que se reportó una subida es el zinc en 13% (ver cuadro).


El expresidente de la Comibol, Héctor Córdova, confirmó ayer que los precios de los minerales que vende Bolivia reportan un comportamiento "preocupante” en los últimos meses, debido a que las economías de China, Estados Unidos e incluso Brasil frenaron su producción y, por tanto, demandaron menor volumen de materias primas.
"El metal más importante para la economía boliviana es la plata y su precio durante el último año sufrió varias oscilaciones. Esto influye en las regalías de los departamentos de Potosí y Oruro. El efecto es que estas regiones tendrán menores recursos para invertir en exploración, prevención ambiental y otras actividades públicas necesarias para el desarrollo local”, anticipó.
Según Córdova, una de las compañías más afectadas por el descenso de precios de este mineral es la empresa minera Manquiri.
En el caso del estaño, las operaciones más afectadas son las de Huanuni y Colquiri.
"El estaño está en una crisis que parece difícil superar, porque la caída ha sido verdaderamente importante y la minería nacional está obligada a tomar medidas enérgicas para salvar sus operaciones”, agregó Córdova.
El experto del área Carlos Sandi afirmó que la baja en los precios de los minerales persistirá en los próximos meses e incluso años y el Gobierno debería aplicar medidas para contrarrestar la situación negativa que viene.
"El Estado captará menores impuestos, las regiones menos regalías y habrá más inestabilidad en las empresas estatales como Huanuni, que ya tiene problemas en sus utilidades. Lastimosamente no hemos aprovechado los precios internacionales cuando estaban altos”, advirtió.
En su criterio, es urgente que Huanuni mejore su productividad y que el país busque inversiones extranjeras.
Córdova es más optimista y prevé que los precios de la plata y del oro mejorarán hasta fin de año, mientras que los del estaño y del plomo continuarán a la baja y el del zinc se mantendrá.

A principios de octubre, el ministro de Minería, César Navarro, descartó que la caída de esos precios internacionales afecten al país.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, en el primer semestre las exportaciones de estaño registraron un descenso desde 20,6 millones de dólares a 9,6 millones de dólares (53,5% menos); también cayeron las ventas de oro (29,1%) y las de plata (21,9%). En cambio, las ventas de zinc subieron en 16,4% y las de plomo levemente, en 0,5%.
La exportación total de minerales sumó 945,9 millones de dólares, es decir, un 4,9% menos.

Cooperativistas afirman que caída no les afecta
La Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin) descartó que la baja del precio de los minerales, principalmente del estaño, afecte a su sector. Afirman que pueden resistir hasta una cotización del estaño de seis dólares la libra fina.
"Estos precios no preocupan al sector; en la larga historia de la minería, en el caso del estaño nosotros operábamos hasta con dos dólares la libra fina. El bajón del precio de los minerales es correlativo. Tenemos trayectoria desde hace 40 años y siempre hemos tenido ese bajón”, afirmó a radio Fides el secretario de Comercialización y de Exportación de la Fencomin, Antonio Flores.
Según datos del Ministerio de Minería, la cotización internacional del estaño bajó de 10,42 dólares la libra fina, en octubre de 2013, a 8,79 dólares en similar periodo de este año.
El dirigente dijo que los cuentapropistas ya tienen previsto este descenso del precio de los minerales.
Para contrarrestar la situación negativa, los cooperativistas prevén duplicar su producción.
"Nosotros hemos operado hasta con menos de dos dólares. Ahora podemos mantenernos hasta con seis dólares la libra fina y después buscaremos otros mecanismos a esta medida”, afirmó.
El experto en minería, Carlos Sandi, afirmó que no se puede fácilmente predecir un efecto negativo en la operación de los cuentapropistas ante la baja de la cotización, debido a que ellos no pagan impuestos y reciben donaciones del Gobierno.