lunes, 6 de marzo de 2017

Reforma laboral de cara a futuras negociaciones

La huelga de Escondida no sólo acapara la atención del sector minero por su impacto en el precio del cobre o por los efectos que podría causar en materia de recaudación fiscal. La definición de servicios mínimos, más aún como se ha manejado el tema en esta paralización, acapara las miradas de las grandes mineras.

La preocupación obedece a que en abril próximo entrará en vigencia la reforma laboral, estableciendo una nueva forma de relacionarse entre trabajadores y las empresas. En ese sentido, una de las disposiciones que mayor interés concita es la definición de los servicios mínimos u operaciones críticas que deben mantenerse en caso de huelga, y que en la reforma se estipula que se deben definir 180 días antes que el vencimiento del convenio colectivo del sindicato en negociación.

En el caso de Escondida, cuyo proceso no alcanzó a quedar bajo la reforma, la industria ha visto la huelga como un anticipo de las negociaciones posteriores a abril.

Una de las compañías que están mirando con atención este tema es Codelco. Según fuentes cercanas a la Corporación, la estatal formó un comité para analizar los impactos de la nueva legislación laboral en la relación con sus trabajadores.

Respecto a otros aspectos de la reforma laboral, incluyendo la definición de servicios mínimos, en la firma estatal solicitaron la colaboración de la Dirección del Trabajo para así no cometer errores en el proceso. Las mismas fuentes señalaron que el proceso de conversación con los trabajadores podría iniciarse en marzo.

En el caso de Antofagasta Minerals, la revisión también está en marcha. Cercanos a la minera señalaron que el brazo minero del grupo Luksic inició en 2016 las conversaciones con sus trabajadores. En el caso de su faena Zaldívar, la firma alcanzó un acuerdo con sus trabajadores, mientras que en Centinela las conversaciones se encuentran avanzadas. Por último, en el caso de Pelambres y Antucoya, las conversaciones están iniciadas.

"Esta huelga de Escondida es importante, porque es la más grande antes que entre en rigor la nueva ley laboral. La definición de servicios mínimos y el piso mínimo de negociación son importantes en cuanto a los precedentes que a los que las firmas se pueden enfrentar, y como estos factores pueden influir en cuanto más difícil puede ser una negociación", dijo Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada