domingo, 19 de marzo de 2017

Los cooperativistas retoman sus labores de extracción de mineral

Los cooperativistas mineros de Potosí que dejaron la extracción de cargas retoman su trabajo por el mejoramiento de las cotizaciones de minerales.

El presidente de la Federación Departamental de Cooperativas Mineras (Fedecomin), Sandro Lugo, hizo conocer que cuando las cotizaciones de los minerales cayeron, cientos de cooperativistas dejaron los yacimientos y salieron hacia otras regiones del país y el exterior en busca de alternativas para seguir viviendo.

La gente que en el pasado reciente se fue de Potosí estaría retornando para volver a producir las cargas con contenidos de plomo - plata y zinc, puesto que las cotizaciones están en proceso de recuperación.

Lugo complementó que muchos de sus compañeros se vieron obligados a migrar cuando el precio de los minerales no llegaba a cubrir los costos de operación, situación que se ha venido superando conforme subieron las cotizaciones de los diferentes metálicos.

La pasada gestión y los primeros meses de la actual existe un proceso de recuperación de las cotizaciones de los diferentes minerales y así lo reportan entidades encargadas de vigilar el comportamiento de los minerales en el ámbito del mercado.

El presidente de Fedecomin espera que la actual tendencia se mantenga durante toda la gestión 2017 para beneficio de la gente que se dedica a la extracción y recuperación de minerales.



NUEVAS ÁREAS

Los cooperativistas mineros demandan nuevas áreas de trabajo porque las que tienen en el Cerro Rico de Potosí están en proceso de disminución de los volúmenes de mineralización.

La disminución de la carga mineralizada y la disminución de su cabeza de ley, en las minas del Cerro Rico de Potosí, está incidiendo para que los cooperativistas demanden nuevas áreas de trabajo con la finalidad de garantizar las utilidades para cubrir las necesidades de sus hogares.

Así lo hicieron conocer algunos presidentes en una reunión institucional de Fedecomin.

La Gobernación acordó entregar el informe de la calidad y cantidad de mineralización que existe en el Cerro Huakajchi Grande y Huakajchi Chico para que, en función a estos, puedan establecer el método para que los cooperativistas salgan del Cerro Rico de Potosí y se asienten en el área que recientemente fue cuantificada por el Servicio Geológico Minero (Sergeomin) con una inversión superior a los dos millones de Bolivianos.

La demanda de acceder a nuevas áreas de trabajo no es nueva para el sector cooperativista minero de la ciudad de Potosí; lo cual es motivado, fundamentalmente, por la disminución de la calidad y cantidad de las reservas mineralizadas en el Cerro Rico de Potosí.

El ministerio de Minería César Navarro, anunció que definen nuevas áreas mineralizadas para los cooperativistas mineros porque están convencidos que cuanta más actividad extractiva exista en la ciudad de Potosí y sus alrededores, se podrá ir disminuyendo la actividad productiva minera en el Cerro Rico de Potosí, el cual ostenta el título de Patrimonio de la Humanridad precisamente por la trilogía que constituyen las lagunas, el Cerro Rico de Potosí y la ciudad de Potosí.



PRESERVACIÓN

La preservación del Cerro Rico de Potosí tiene relación con la cantidad de cooperativistas que trabajan en el Cerro Rico así como la cantidad de carga que sacan de sus galerías y así lo sostienen los dirigentes sociales.

Los cooperativistas a través de sus dirigentes expresaron que están dispuestos a salir del yacimiento minero potosino considerado Patrimonio de la Humanidad y contribuir de esa manera con su preservación, pero para ello quieren nuevas áreas de trabajo porque anunciaron que no se pueden quedar sin una actividad productiva.

Fuerza del movimiento cooperativo

En Potosí existen 68 cooperativas mineras en la ciudad, 18 en el norte, 13 en Atocha y 16 en Uyuni; lo que hace un total de 115 cooperativas que tendrían más de 36 mil socios. Los de la ciudad son más de 10 mil, según informes de organismos especializados y la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia.

La Paz es el Departamento que tiene mayor cantidad de cooperativas: 108, en la zona central, y 88, en la denominada Ferroman. Sin embargo, en cantidad de socios no supera a los que existen en el Departamento de Potosí, donde existen cooperativas con más de 2 mil socios activos.

Oruro tiene 24 cooperativas y Cochabamba con 12 constituyen la presencia del movimiento cooperativo minero.

El Departamento de Potosí tiene una enorme influencia en el movimiento cooperativista boliviano. De aquí que, muchos de sus dirigentes llegaron a la entidad nacional en diferentes responsabilidades incluyendo la presidencia. Así lo establecen los reportes de los últimos congresos del sector.

La fuerza regional minera también se expresó en el último conflicto con el Gobierno que se dio sin despliegue de violencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada