jueves, 9 de febrero de 2017

Karachipampa marcha y obreros esperan la planta de refinar zinc

Los trabajadores de la Empresa Metalurgica Karachipampa resaltan que la planta está trabajando con normalidad y el nuevo reto sería la instalación de la refinería de zinc.

El secretario ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de Karachipampa, Dario Martínez, informó ayer que desde hace algunas semanas la planta está operando con normalidad, tras superar los problemas que generó una explosión.

El dirigente dijo que actualmente el horno está fundiendo cinco toneladas de materia prima por hora, lo cual muestra un alto nivel de operatividad y ya están preparando la fase del lingoteo para posteriormente poder exportar los lingotes de plomo y plata.

“Gracias al esfuerzo y empeño de los trabajadores y los técnicos hemos sacado adelante este proyecto, estamos avanzando para consolidar luego la instalación de la refinería de zinc”, afirmó el dirigente de los trabajadores de la planta metalurgica de Karachipampa.

Los trabajadores consultados sobre el proceso de fundición explicaron que trabajaron para consolidar los cambios del refractario en el horno, el arreglo de la compresora y también los trabajos de mejoramiento del caldero, con lo que se tiene todo el proceso de fundición, refinación y lingoteo completamente adecuado para continuar operando y generando los recursos que permiten pagar al personal y no depender del apoyo de ninguna entidad como ocurría en el pasado.

El personal lamentó que en Potosí existan algunas personas que se dediquen solamente a ver los problemas de una empresa pero no los avances y aciertos, en relación a las críticas de los dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo).

A inicios de octubre de 2016, los dirigentes del Comcipo presentaron una denuncia ante la Fiscalía por supuestos hechos irregulares cometidos al interior de la Empresa Metalúrgica Karachipampa.

En esa oportunidad, los trabajadores afirmaron que demostrarían en esa instancia que no hubo malos manejos y que el trabajo de todos está permitiendo sacar adelante el complejo que estuvo detenido durante 30 años, por lo que existen dificultades técnicas.
4 VECES

SE ENCENDIÓ el horno, que es considerado el corazón de la fundidora, que se apagó por fallas en el sistema en tres oportunidades.

Hitos del proyecto de fundición

Karachipampa fue construida por la Comibol entre 1985 a 1988. No entró en funcionamiento por falta de producción de concentrados de plomo y costó $us 180 millones.

Fue diseñada y construida por la alemana Klöckner, con tecnología rusa Kivcet. Su capacidad de producción es de 51.000 toneladas de plomo y plata al año.

En 2005, la empresa canadiense Atlas Precius Metals debía encargarse de la operación, pero fracasó.

En 2010 pasó a la administración estatal, a través del Ministerio de Minería y la Comibol.

El horno Kivcet fue encendido por primera vez el 2 de enero de 2013. Unos días después, la fundidora dejó de operar por una falla en el turboexpansor.

Inició operaciones en septiembre de 2014, luego de 30 años de estar paralizada.

El viernes 3 de octubre de 2014, se produjo una explosión en el horno debido a la fuga de plomo de un sifón.

El 27 de noviembre de 2015 ocurrió la segunda explosión en el horno por una fuga de agua al interior del horno.

A inicio de gestión culminaron los trabajos de restauración y la planta se puso en marcha una vez más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada