sábado, 25 de febrero de 2017

Bolivia producirá estaño, indio y zinc superando monoproducción minera

La instalación y puesta en marcha de la Fundición de Zinc en Oruro permitirá a Bolivia exportar nuevos productos generando importante valor agregado como el indio metálico que será recuperado en los procesos de refinación del estaño y del zinc, proyecto que se concreta fruto de una alianza estratégica de legisladores y empresarios privados de la región.

La pronta puesta en marcha de la refinería de zinc en Oruro, en el Complejo Metalúrgico de Vinto en inmediaciones de la homóloga población a 7,5 kilómetros de la ciudad, fue confirmada por el ministro de Minería, Cesar Navarro, quien destacó que ese hecho cambiará la vida de un país que se registra como monoproductor de estaño. Dijo que además obtendrán otros subproductos como plata y oro, resultado de las pruebas del diseño por sumersión que se realiza en la Fundidora Nacional, lo cual fue ratificado por el gerente general del Complejo, Ramiro Villavicencio, en la rendición de cuentas públicas del Ministerio de Minería.

El ministro Navarro confirmó que con una inversión superior a los 300 millones de dólares se tendrá este beneficio que posicionará al país como productor también de indio en base al diseño de ingeniería básica que se realiza en Bolivia en la Fundición de Vinto.

La ejecución del proyecto desde la fase de diseño es posible por la vigencia de la Ley 625 promulgada el 31 de diciembre de 2014, habiendo sido proyectista de la ley el diputado y después senador Ricardo Aillón Álvarez, luego de un proceso de análisis y estudios realizados en la Federación de Empresarios Privados de Oruro (FEPO) durante la presidencia de Luis Ramiro García, planteando como alternativa al desarrollo productivo minero del país.

La ley contiene los justificativos y la necesidad de prioridad que otorgó la Asamblea Legislativa Plurinacional, que "declara de prioridad y necesidad del Estado Plurinacional de Bolivia, la construcción e instalación de refinerías de zinc en los departamentos de Oruro y Potosí". El proyecto de la ley propuesta de principio sólo consignaba al departamento de Oruro, habiéndose luego modificado para incluir a Potosí, región donde también se produce concentrados de zinc y donde se tendrá otra planta en el Complejo Metalúrgico de Karachipampa.

La Ley 625 fue aprobada por la Asamblea Legislativa Plurinacional cuando ejercían como presidentes de la Cámara de Senadores Eugenio Rojas Apaza y de la Cámara de Diputados, Marcelo William Elío Chávez, respectivamente, en base al proyecto presentado por el legislador Ricardo Aillón que logró el respaldo de otros parlamentarios de las bancadas de Oruro y Potosí.

El ex asambleísta Ricardo Aillón, destacó que una alianza de los legisladores orureños con los directivos de la Federación de Empresarios Privados viabilizó este proyecto a partir de la aprobación y promulgación de la ley a finales del año 2014, lo que demuestra que cuando existe voluntad política y deseos de progreso se pueden impulsar proyectos productivos que ahora favorecerán a los productores mineros de zinc en el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada