viernes, 20 de enero de 2017

Según ministro César Navarro: La minería estabilizó su ritmo productivo

Se cumplió la "rendición de cuentas" para cerrar la gestión 2016

• Varios planes impulsarán los proyectos del sector minero estatal

• Proyectos de fundición y refinación tendrán inversión prioritaria


El proyecto de los evaporíticos, constituye el proyecto más importante en el futuro de la minería estratégica de nuestro país
César Navarro titular del Ministerio de Minería y Metalurgia (MMM) a tiempo de evaluar la gestión del 2016, señaló que la actividad productiva minera en ese periodo puede catalogarse como "estable". Hay que entender tal apreciación como un año de tareas más o menos normales, considerando que la minería en general confrontó el problema de los precios bajos que si bien se elevaron en el segundo trimestre del año, no compensan aún algunos pérdidas de la minería estatal y cooperativa, los dos sectores más vulnerables a la crisis de los precios. Un balance de costos en las operaciones de la minería privada, mediana y chica, muestran al sector como el de mayor rendimiento en producción y rentabilidad, aunque, claro está, esta parte no se toma en cuenta en un informe de la actividad minera estatal.

Como establecen las disposiciones vigentes, autoridades del MMM cumplieron al convocar a sectores interesados a la audiencia pública para la "rendición de cuentas" del portafolio minero, acto que en ésta ocasión se cumplió en la ciudad de Oruro, utilizando un escenario público del municipio local.

La autoridad del MMM, señaló que al evaluar la gestión 2016, sobresalió la característica de estabilidad en el sector productivo minero nacional, destacando varios logros en la ejecución de proyectos e inversiones económicas para favorecer al sector minero. Recordemos que al comenzar la etapa crítica de los precios, tanto los mineros asalariados, como los cooperativistas, acudieron al apoyo gubernamental para obtener recursos que permitan la continuidad de operaciones, entonces se dispusieron fideicomisos que de algún modo salvaron el desequilibrio en los costos de operaciones.

En la "rendición de cuentas", que en realidad más bien se trata de la ocasión propicia para informar sobre la realización de proyectos e inversiones, se mencionaron algunos proyectos que en criterio de la autoridad servirán para "dar el paso importante hacia la industrialización" de nuestra minería, un anhelo latente que sin embargo, avanza lentamente.

En el análisis de situación, el problema son recursos económicos y moderna tecnología, pero ante todo la definición de una verdadera política minero metalúrgica que facilite la transformación de la mayoría de nuestros concentrados en metálicos con valor agregado para obtener mayores ingresos en la fase de exportación, este proceso requiere adecuada inversión y alta dirección profesional.

En el balance de las operaciones mineras, se remarcó el hecho de que el sector en general, no interrumpió sus actividades por motivos sociales, contrarrestando de ese modo a las bajas cotizaciones de minerales y sosteniendo cierto volumen de rendimiento, que hizo posible compensar la reducción de ingresos, salvando el caso de Huanuni que arrojó pérdidas, que están siendo compensadas paulatinamente, gracias a la recuperación del precio del estaño. En el otro frente, el cooperativista, en el mes de agosto y parte de septiembre se alteraron las labores debido a los problemas sectoriales que fueron parte de movilizaciones y algunos conflictos que interrumpieron y alteraron el trabajo de las cooperativas.

Al comienzo de la gestión y con el problema de la caída de precios, se vislumbró un panorama de "fuertes nubarrones y tormentas" señaló el ministro, asegurando luego que se logró estabilizar la producción minera, situación en la para el rubro de la minería en la gestión 2016, de acuerdo a la versión oficial se ejecutó aproximadamente en un 80%, pero no se divulgó monto especifico con la justificación de que "en cifras reales es complejo establecer indicadores exactos, por la variación económica de las inversiones en relación a ejecución de proyectos", por lo mismo las cifras y montos específicos para el desarrollo de algunos proyectos se desglosaron separadamente, como las consignamos en nota de la página 3, en ésta misma edición..

LOS MACROPROYECTOS

Por la exposición de detalles del titular de minería, se entiende que la mayor atención de ese portafolio se deriva a los macro proyectos, uno que se considera como el principal, por inversión y avance estructural tiene su desarrollo en el salar de Uyuni y dependiendo de Comibol, la responsabilidad directa corresponde a la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE) con el control de una tarea planificada en plantas piloto, para lograr una garantizada producción de litio.

Un interesante documento impreso que fue entregado en ocasión de la "rendición de cuentas", corresponde a la "Memoria 2016", detallando "una gestión de significativos logros en la industrialización de los recursos evaporíticos del salar de Uyuni, gracias al esfuerzo, compromiso y dedicación de todos los trabajadores de la GNRE, que contribuyeron el logro de resultados concretos", como lo asegura su principal ejecutivo, Luis Alberto Echazú.

El gerente general de evaporíticos, en la presentación de la Memoria 2016 señala "Hemos consolidado y validado definitivamente el proceso tecnológico desarrollado por profesionales de nuestras universidades, para la obtención de carbonato de litio, grado batería, cloruro de potasio, sulfato de potasio y cloruro de magnesio, productos que son comercializados en el mercado nacional e internacional en volúmenes que corresponden a la fase piloto".

Por los datos que incluye el documento de la GNRE, se observa un avance significativo del proyecto, que en niveles generales, al tratarse de la minería boliviana, se convierte en el más importante dada su proyección de competir más adelante con la competencia industrial que también avanza en países vecinos como Chile y Argentina. Este tema de los recursos evaporíticos, ocupará nuestra atención en próximas ediciones para conocimiento de nuestros lectores.

En los distritos de Colquiri y Huanuni, está pendiente la puesta en marcha de modernos ingenios, lo que permitirá aumentar los volúmenes de producción y mejorar la calidad de concentrados. Una gran esperanza, para Oruro y Potosí, es la implementación de las refinadoras de zinc, cuya infraestructura diversificará la metalurgia como una opción más para ampliar la exportación de metálicos.

El yacimiento de hierro en el Mutún, es otra de las menciones importantes para consolidar la minería del oriente y complementarla con la instalación de una moderna siderúrgica que nos entregue hierro convertido en fierro y en acero, para competir abiertamente en los mercados internacionales y cubrir la demanda interna con ventajas en precio y calidad.

El informe de manera global satisfizo algunas expectativas, pero al mismo tiempo mantiene incertidumbre sobre el cumplimiento de metas, formalidad de inversiones y prioridad de proyectos, especialmente los de prospección y exploración de nuevos yacimientos. La sugerencia apropiada es que la "estabilidad" del 2016, se convierta en dinamicidad en la presente gestión. Hay mucho por hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada