sábado, 21 de enero de 2017

Reglas claras para impulsar nuevos proyectos mineros

Se habla de fuertes inversiones para impulsar (nuevos) proyectos mineros para lo que el Gobierno dispondrá más de cinco mil millones de dólares, una suma respetable si se considera el volumen necesario que absorbe la minería desde su proceso de investigación, con prospección, exploración y si este da buen resultado, otra parte fuerte de fondos será necesaria para encarar la explotación minera, pasos ineludibles que deben cumplirse en ese avance de concretar proyectos mineros rentables y de beneficio general.

No se puede entender de otro modo el último anuncio del Gobierno al señalar que más de cinco mil millones de dólares serán puestos en la bandeja del Ministerio de Minería y Metalurgia (MMM) con el objetivo de desarrollar emprendimientos mineros con perspectivas de larga sostenibilidad y características que se enmarquen en los avances de la nueva tecnología, responsable y de réditos seguros para el Estado y en su caso de inversionistas nacionales y/o extranjeros.

El anuncio del Gobierno, justo al comenzar una nueva gestión, puede ser revitalizador para quienes están inmersos en la actividad minera y requieren de un apoyo sustancial para seguir trabajando. En otro nivel la determinación de hacer una buena inversión, al margen de las anunciadas en el transcurso del pasado año, puede despertar el interés de inversionistas nacionales y de algunas empresas que han mostrado su interés en disponer capitales y tecnología para desarrollar proyectos de envergadura minera, sean del litio o del hierro, sin dejar de lado algunas opciones menores, pero igualmente atractivas si se dan pautas de seguridad para iniciar los cronogramas de investigación en nuevos prospectos o la confirmación de elementos técnicos favorables en otros que necesitan continuidad para alcanzar determinadas metas de producción.

Sin embargo, hay aspectos que merecen una aclaración oportuna y contundente, especialmente si se trata de abrir las posibilidades de compartir capitales bajo reglas de juego que se ajusten a la Ley de Minería, que debe ser reglamentada y convertirse en el instrumento que facilite el buen uso de los recursos públicos, pero que asimismo garantice posibles alianzas con grandes emprendedores mineros.

Una vez más la palabra de los mineros, empresarios o trabajadores, va por la misma senda, exigiendo que de las palabras se pase a los hechos pero con un mínimo de seriedad, seguridad y facilidad en el cumplimiento de requisitos socio laborales, técnico jurídicos y apego a normativas sobre la materia, pero aplicadas en igualdad de condiciones, sin privilegios y con la mayor equidad posible, de ese modo se favorecerá al sistema minero y metalúrgico del país, en todos los niveles y la estructura productiva minera y metalúrgica, privada, cooperativista y estatal.

Expertos señalan que en la actualidad, si no hay reglas claras, será muy difícil operar proyectos mineros, el tema de precios sigue con vaivén, otros gastos elevan costos de producción y el incumplimiento de metas, ponen en duda algunos buenos propósitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada