jueves, 17 de noviembre de 2016

Necesaria inversión de recursos para prospección y exploración en minería

Responsables de la Dirección de Geología y Exploración de Comibol y la coordinación nacional del mismo ramo en la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), señalaron recientemente que se están cumpliendo importantes trabajos en materia de prospección y exploración de nuevos yacimiento mineros en el país.

El hecho fue confirmado también por el presidente de la estatal minera, Marcelino Quispe, al asegurar que la entidad que dirige prevé invertir en los próximos cuatro años, 25 millones de dólares en proyectos de prospección y exploración en cuatro departamentos del país, para lo que se toman los recaudos necesarios.

Según los profesionales de la Comibol se deben cumplir tres etapas para realizar los planes de geología, eso significa la prospección, la exploración y la evaluación de reservas. Diferentes técnicas se utilizan para detectar la presencia de minerales, luego de cumplidas fases previas como estudios y el mapeo geológico, muestreo en superficie e interior mina, perforación a diamantina, geofísica y la geoquímica, como aspectos elementales en planes serios para establecer la vigencia de nuevos yacimientos.

Algo que se aclara y vale la pena remarcar es que para desarrollar todo este largo proceso se requiere de una fuerte inversión, que generalmente es a "fondo perdido" o como parte de lo que se conoce como "riesgo minero", el hecho ocurre en todos los niveles de la minería organizada y panificada. Este hecho es uno de los que por "razones obvias" se descarta o se lo cumple parcialmente en la minería cooperativizada, de ahí que los resultados no siempre son favorables a la hora de sumar los gastos de inversión, en exploración y luego con resultados favorables, los que correspondan a preparación y explotación de los yacimientos.



Inversión

millonaria

La minería con perspectivas de alto desarrollo implica la inversión de muchos miles de dólares, lo saben los empresarios del sector privado y no lo ignoran los responsables de la minería estatal. Las diferencias en el manejo de tales "fondos" dependen de los planes administrativos, estableciéndose que en el sector privado se toman las providencias del caso para invertir en proyectos, asumiendo las condiciones más favorables para encarar emprendimientos que resulten rentables y permitan en otro largo periodo la recuperación de capitales expuestos para que se cristalicen los proyectos.



Ley minera sin uso

En el caso de la minería estatal las inversiones no están disponibles en relación a las necesidades de algunos planes, los desembolsos pasan por un aparato burocrático poco práctico y se confrontan algunas restricciones legales por la falta de dos elementos: a) Una política minera definida, y b) por la inaplicabilidad de la Ley Minera, promulgada hace dos años, que aún no tiene reglamentación, carece del complemento indispensable sobre tributación minera y se habla de una posibilidad de que sea reformada.

Mientras la Ley Minera no sea un instrumento idóneo para definir la política minera y metalúrgica del país, los planes que se perfilan en materia de prospecciones y exploraciones, pueden tener cierto apoyo gubernamental, pero en ningún caso será lo suficientemente efectivo para cumplir un "proyecto agresivo" en pos de asegurar la explotación comprobada en nuevos yacimientos.

En la misma Comibol se reconoce que el proceso de prospección, exploración y evaluación, representa un esfuerzo sumamente delicado, si se toma en cuenta que "de 100 proyectos que se tienen, uno puede salir rentable". La relación es realmente "tenebrosa", por los gastos, uso de maquinaria y equipos algunos paralizados por falta de repuestos debido a su continúo desgate y pocas posibilidades de su reemplazo, lo que se convierte en una pesada carga para la estatal minera y se traduce en una obligada postergación de los planes para habilitar nuevos centros productivos.

Inversión a 4 años

El titular de la estatal Comibol, entidad que está en vías de su reestructuración, Marcelino Quispe, señaló que Comibol prevé invertir en los próximos cuatro años, 25 millones de dólares en proyectos de prospección y exploración en cuatro departamentos del país, revelando además que "desde hace tres años se está impulsando la prospección y exploración, de acuerdo a un trabajo permanente".

El detalle de esas actividades se resume en las tareas que se cumplen, por ejemplo en el depósito aurífero La Cruz en una provincia cruceña, en tanto que en la provincia Inquisivi de La Paz se explora en el yacimiento Concordia que tendría significativa presencia de estaño, wólfram, plomo, zinc y plata. En el caso de Potosí se explora en el yacimiento argentífero de Santa Isabel y también se trabaja en la mina Thuthu donde se verificará la existencia de zinc, plata y plomo, cuyo potencial permitirá alimentar la planta de tratamiento de minerales complejos de Telamayu en la zona de Quechisla.

En el caso de Oruro, hay un informe alentador sobre la exploración en la provincia Sabaya, donde se ubica el proyecto Negrillos y la esperanza es que se obtengan concentrados de zinc-plata y plomo-plata, similares a la materia prima que obtiene la minera San Cristóbal. Una apreciación preliminar considera que este yacimiento puede equipararse al que está a cargo de la Sumitomo en la provincia Nor Lípez. Algo más en el caso de Oruro, se trabaja en la identificación de filones de plata, aunque no se precisa su ubicación.

Sobre la inversión de 25 millones de dólares, tampoco se definen montos y el destino respectivo, no se aclara si se hará una distribución equitativa o en función a los requerimientos de cada proyecto, la capacidad de los yacimientos y su perspectiva social, en materia de empleos y rentabilidad. Algo se está haciendo en prospección y exploración, es poco aún, lo importante sin embargo es que se defina la política minera y se amplíe el rubro de inversiones por parte del Estado, sin descartarse una apertura a la incorporación de capitales extranjeros, que vienen además ligados a programas de alta tecnología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada