martes, 22 de noviembre de 2016

En un radio de 3 kilómetros Ministro confirma áreas mineras en nevado Illimani

En un radio de, al menos tres kilómetros en el nevado Illimani, existen seis empresas –supuestamente de origen local– que tienen en propiedad concesiones vigentes, mientras la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) posee cuadrículas en las faldas del cerro Mururata, donde dos cooperativas explotan wolfram.

Este escenario fue puesto ayer en evidencia por el ministro de Minería, César Navarro, quien junto a otras autoridades del sector negó que supuestas empresas transnacionales chinas tendrían alguna sociedad y/o contratos para explotar oro y otros minerales en la zona. Horas antes, el presidente, Evo Morales, exigió “pruebas” para saber con precisión dónde y bajo qué condiciones estarían operando empresas asiáticas o nacionales en los nevados de la cordillera.

EMPRESAS

“Tenemos en las faldas del Illimani cuatro concesiones mineras y dos contratos y todas están vigentes”, afirmó la autoridad flanqueada por los principales ejecutivos de entidades del sector estatal de la minería.

Las compañías mineras que tienen cuadrículas circundantes al Illimani en un radio de tres kilómetros pero que no están explotando al momento minerales son: Sibera de Luis Prado Barrientos, Unificada Urani Mururata Investimet Grup., Lidia de Pánfilo Carvajal Choque, Las Nieves de Compañía Amazónica Bolivia S.A., Águila Chica de Cooperativa Minera Aurífera, y la Cooperativa Minera Inti Wasi, mencionó el ministro Navarro.

CAMPAMENTOS Y SOCAVONES

Informó en ese sentido, que al término de una inspección, que se realizó el pasado fin de semana, se pudo verificar que la empresa Compañía Minera Amazónica de Bolivia S.A., posee en el área de influencia del nevado, 15 cuadrículas, un campamento minero y varios socavones abandonados.

Los técnicos del Ministerio de Minería verificaron, asimismo, que en dirección hacia el este, siempre en las faldas del Illimani, existe “otro campamento igualmente abandonado, y siguiendo hacia el sur se encontraron seis bocaminas en las cuales no se evidenció actividad minera”, aseguró, sin precisar a qué empresa corresponde y desde cuándo se abandonaron allí las faenas extractivas.

En dirección sudeste, también se descubrieron “algunos socavones sin actividad (productiva minera”, complementó.

COMIBOL Y CONTRATOS

En las áreas de influencia de los nevados más emblemáticos de La Paz y el Estado, sin embargo, Comibol posee concesiones para explotación de minerales, informó Navarro.

De esta manera, dijo que al sudoeste de La Paz, por la región de Hampaturi, “se tienen 15 áreas, (en el) Mururata, un contrato de arrendamiento con la cooperativa Bolsa Negra”, puntualizó.

MÁS CONCESIONES

Más al sur del Illimani, “tenemos (adicionalmente) ocho concesiones y un solo contrato también de arrendamiento con la Cooperativa Cerro Negro”, complementó la autoridad los datos iniciales que ofreció ayer a la prensa.

Ambas cooperativas, Cerro Negro y Bolsa Negra, explotan wolfram.

Por lo tanto, en “las áreas de Comibol en el sector del Mururata y el Illimani no existen contratos de arrendamiento o de riesgo compartido con empresas chinas”, afirmó.

EMPRESAS CHINAS

Sobre la base de los antecedentes que proporcionó el ministro de Minería, César Navarro, fue explícito al señalar que “no existe una sola empresa china en actividad productiva en las áreas concesionadas y de contrato, no están (explotando minerales), y el agua que consumen, si existiera tal actividad productiva, está en la cuenca del Illimani, que no suministra agua para el consumo de la ciudad de La Paz”, sostuvo.

COOPERATIVAS

El agua que están utilizando las cooperativas Bolsa Negra y Cerro Negro para el tratamiento de la explotación de wolfram no afecta al suministro para los habitantes de la provincia Murillo del departamento de La Paz, pues utiliza el líquido elemento que se halla en la cuenca del Illimani, que no está interconectado con una similar que existe en Hampaturi y además no es fuente de suministro para la ciudades de La Paz y El Alto, aclaró.

Por lo tanto, concluyó que los afluentes de los ríos de la zona del Illimani, se vierten en el río La Paz, mientras que los de los ríos del nevado Mururata, descargan sus aguas más al sud del río La Paz, mientras que otro volumen menor de aguas desemboca hacia a Sud Yungas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada