jueves, 6 de octubre de 2016

Denuncian supuestos actos irregulares en Karachipampa

El Comité Cívico Potosinista anunció ayer la presentación de una denuncia ante la Fiscalía por supuestos hechos irregulares cometidos en la Empresa Metalúrgica Karachipampa.
El presidente de la entidad cívica, Jhonny Llally, hizo conocer que recibieron documentos de los propios trabajadores respecto a la comisión de hechos irregulares en la empresa de fundición y no podían guardarse estos porque ello sería incurrir en una complicidad.
El dirigente de Comcipo detalló que existen personas responsables por la explosión que dañó la planta y otras instalaciones porque en su momento no atendieron las advertencias de los trabajadores.
Según Comcipo, altos funcionarios de Karachipampa deben explicar las razones por las que habrían sacado lingotes de plata en una ambulancia a medianoche, así como por los precios pagados por las cargas adquiridas a la minera San Cristóbal para la alimentación del horno, para lo cual se tendrá que tomar en cuenta la cotización de ese momento, el contenido de mineral y la calidad de ley de los complejos.
Los dirigentes de Comcipo cuestionaron desde el inicio de los trabajos para encender la planta la forma de como se estaba trabajando y se llegó a plantear que esa inversión no era justificada porque la planta tenía muchas limitaciones y no podría funcionar adecuadamente.

EN LA JUSTICIA
El gerente general de la Empresa Metalurgica Karachipampa, Hugo Arando, anunció que la actitud de los dirigentes cívicos se debería a que se enteraron que se les iba a iniciar un proceso judicial por las versiones que manejan contrarias a la empresa.
Comentó que existen pruebas que cuentan que personeros de la propia empresa llevaron las versiones en sentido de que se produjeron hechos irregulares en Karachipampa, pero considera que era deber de los dirigentes investigar y no poner cualquier papel como si se tratara de una verdad irrefutable.
Arando dijo que siempre trabajaron con la premisa de poner en marcha en compleje metalurgico para mejorar las condiciones de la gente con los beneficios que pudiera generar la misma, pero debido al estado en el que estaban los equipos enfrentarios diferentes problemas que los fueron superando.
En relación a la salida de lingotes en una ambulancia, dijo que se tuvo que llevar el material para su venta en movilidades de la institución debido al alto costo que significaba contratar una furgoneta de seguridad. Sin embargo, se habrían tomado todas las precauciones para evitar algún tipo de dificultad.

QUE SE INVESTIGUE
El ministro de Minería y Metalurgia, César Navarro Miranda, afirmó que la denuncia presentada contra Karachipampa debe ser evaluada por el Ministerio Público que determinará si existen pruebas legales para que se pueda impulsar el respectivo proceso judicial.
Navarro explicó que en ese proceso de investigación, la Empresa Metalúrgica Karachipampa tendrá que presentar sus descargos y se podrá establecer si corresponde en un juicio e identificar a los responsables, si es que los hubiera.
El ministro potosino advirtió que no se puede socapar a nadie, y en caso de probarse que existió negligencia, malas decisiones o hechos irregulares se deben establecer las sanciones que correspondan pero no se puede considerar que una denuncia constituye de por si una sentencia o condena ya que existen procedimientos que se deben respetar.

La planta de fundición

La planta de Karachipampa fue construida por la Comibol entre 1985 a 1988. No entró en funcionamiento por falta de producción de concentrados de plomo y tuvo un costo de 180 millones de dólares.
Fue diseñada y construida por la alemana Klöckner, con diseño basado en la tecnología rusa Kivcet.
Su capacidad de producción es de 51.000 toneladas de plomo y plata al año, por tanto la planta requiere de 51.000 toneladas métricas anuales de concentrados de esos minerales.
Tras dos décadas de intentos fallidos para ponerla en funcionamiento, en 2005 la empresa canadiense Atlas Precius Metals debía encargarse de comenzar operaciones pero fracasó.
En 2010, por iniciativa del gobierno de Evo Morales, Karachipampa pasó a la administración estatal, a través del Ministerio de Minería y de la Comibol.
El horno Kivcet de la planta metalúrgica fue encendido por primera vez el 2 de enero de 2013. Unos días después, la fundidora dejó de operar por una falla en el turboexpansor de la planta de oxígeno.
La Empresa Metalúrgica Karachipampa inició operaciones en septiembre de 2014, luego de 30 años de estar paralizada.
El viernes 3 de octubre de 2014, se produjo una explosión en el horno debido a la fuga de plomo de un sifón que se halla en la pared lateral del horno, el cual tenía un error de diseño.
El 27 de noviembre de 2015 ocurrió la segunda explosión en el horno de Karachipampa. En esta oportunidad se habría debido a una fuga de agua al interior del horno que provocó la expansión de gases de vapor por la temperatura de 1.100 grados Celsius que existía en el fogón.
Actualmente están en el proceso de rehabilitación de la planta habiendo efectuado el revestimiento del horno, se reparó la compresora Centac y se espera que culmine el arreglo del caldero o “camisa de refrigeración”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada