lunes, 10 de octubre de 2016

Contrabando de minerales raros El tantalio se explota en el país y sale ilegalmente

Centenares de “piratas mineros” también llamados “garimpeiros” –de nacionalidad brasileña– explotan ilegalmente yacimientos de coltán, en la franja amazónica del noroeste del país, denunció a EL DIARIO el director ejecutivo del Servicio Geológico Minero (Sergeomin), Roberto Pérez.

APLICACIÓN

El coltán es un vocablo, resultante de la abreviación del tantalio y la columbita, ambos considerados metales estratégicos para la industria electrónica en el mundo.

La explotación ilegal de coltán deja para los contrabandistas jugosas ganancias, según el entrevistado. “La tonelada de tantalio y columbita está bordeando aproximadamente 5.000 dólares, y el kilo de cada uno varía entre 250 a 300 dólares”, estimó la autoridad.

PRECÁMBRICO

El precámbrico en la franja oriental del país concentra los yacimientos más importantes de coltán en el territorio nacional. De hecho, en San Ignacio de Velasco, en el departamento de Santa Cruz, Sergeomin concluye trabajos de prospección geológica y los resultados que se hallaron son “bastante auspiciosos”, adelantó Pérez.

Sin embargo, admitió que existe “fuga de minerales pero también de divisas”, acotó la autoridad minera. Estos minerales, por lo general, desconocidos, son también denominados raros. La prospección de los yacimientos recién se ha iniciado en Bolivia.

COMPUESTO

El coltan o coltán es una mezcla de los minerales columbita (una mena de columbio o niobio) y tantalita (una mena de Tantalio). El coltán, es de color gris metálico oscuro. “Sabemos, por tanto, para qué se usa y de dónde se extrae”, dijo.

El coltán es un mineral que se utiliza para fabricar componentes de los dispositivos electrónicos móviles y equipos portátiles cada vez más pequeños y sofisticados. Es en Congo, África, donde se hallan las mayores reservas mundiales.

RICOS YACIMIENTOS

Con rocas que datan de entre 800 a 1.500 millones de años, los departamentos de Beni, Pando y Santa Cruz, pero además del norte de La Paz, alojarían yacimientos de coltán, que hasta ahora no fueron cuantificados.

CONCESIONES

Pérez propuso que la Autoridad Jurisdiccional de Administración Minera (AJAM), se haga cargo de fijar, con reglas claras, las concesiones para una explotación legal y –añadió– correspondería al Servicio Nacional de Comercialización de Minerales (Senarecom), fiscalizar la producción de ambos minerales.

PIRATAS MINEROS

“Los piratas viven en las riberas de los ríos, estos se mimetizan en la selva cuando se percatan de la presencia de extraños. Pero se puede observar cómo están explotando con ayuda embarcaciones dotadas de motores especiales”, describió la autoridad.

La frontera entre Bolivia y el Brasil “es extensa y cubierta de selva, por lo que es difícil realizar un control minucioso”, reconoció.

SENARECOM ASUME CONTROL

La directora ejecutiva del Servicio Nacional de Comercialización de Minerales (Senarecom), Lourdes Abastoflor, reconoció que en el país existe una apreciable riqueza de minerales raros.

Como parte de acciones que llevará adelante el Gobierno para ejercitar un adecuado control sobre la comercialización de minerales, anticipó la instalación de un laboratorio con apoyo de los organismos internacionales para realizar un adecuado diagnóstico.

COMIBOL

Por su parte, el asesor de la presidencia de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), José Pimentel, dijo que Comibol cuenta con información sobre el tantalio, pero también el indio, otro mineral valioso de la familia de los metales raros que en el país pasa desapercibido pero que vale mucho dinero para el mundo desarrollado.

El indio es un metal blanco que se empleó principalmente durante la Segunda Guerra Mundial en la aeronáutica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada