miércoles, 25 de enero de 2012

Crece el impuesto a la renta minera

En función al promedio anual de los precios internacionales de minerales que estuvieron en vigencia en la gestión recientemente fenecida se estableció que las recaudaciones por concepto de Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) del sector minero registraron un incremento de casi el 39 por ciento.

Un alto personero del Ministerio de Minería y Metalurgia (MMM) señaló que la gestión concluida marcaría un valor de venta de por lo menos 3,4 millones de dólares, desglosando la importante recaudación se tiene que 150 millones corresponden exclusivamente a las regalías mineras mientras que el IUE fue de 250 millones de dólares, ítem este último que justamente marca un incremento de 38,8 % respecto a un periodo similar de la gestión 2010.

Por las cifras que se manejan en el MMM se establece que en la anterior gestión el valor de las exportaciones mineras llegó a un monto de 2.406 millones de dólares, se menciona que 120,71 millones de dólares sirvieron para las regiones a través de las regalías, en tanto que el desglose del IUE estuvo en el rango de los 180 millones de dólares.

Si bien hay algunas variables en las cifras que se difunden lo que no se duda es la efectividad del sector minero en la generación de recursos para su libre disponibilidad en los departamentos y las regiones donde se producen las operaciones mineras.

MINERÍA PRIVADA

Sin lugar a dudas la autoridad ministerial reconoce que el incremento en las recaudaciones impositivas mineras se debe al aporte de las empresas mineras privadas, especialmente las productoras de plata que operan en el distrito de Potosí, tal el caso de San Cristóbal, San Vicente, Sinchi Wayra, Manquiri y San Bartolomé que incrementaron sus exportaciones y sus recaudaciones se tradujeron en beneficios colaterales para trabajadores, sus familias y regiones.

Hay algo interesante en este proceso es que el efecto de repunte económico no solo se puede atribuir a la vigencia de precios altos en los mercados internacionales, sino fundamentalmente a los planes operativos de empresas medianas privadas que trabajan con cronogramas definidos y cumplen en lo posible y sin alteraciones sus objetivos de extracción minera.

En los esquemas financieros de la minería nacional se considera como muy importante el aporte de la minería privada, que si tuviera mayores incentivos y mejores condiciones de expansión facilitaría el crecimiento del sector y por simple analogía de los distritos y comunidades vinculadas a la actividad minera.

El caso de Potosí es un ejemplo muy claro de la importancia económica que produce la minería. Por ejemplo en el caso de la recaudación de 150 millones de dólares que recibirán las regiones por regalías mineras, Potosí recuperará más de 100 millones de dólares.

El aliciente de momento para persistir en la actividad productiva minera está centrado en los factores de competitividad de la gran industria asiática que seguirá demandando materias primas, por lo tanto nuestros minerales estarán en la programación de los grandes compradores. La idea es que se dispongan los mecanismos claros y precisos para encarar en nuestro país la fase importante de la industrialización de nuestros minerales a través de la metalurgia y la siderurgia de modo que podamos vender productos con valor agregado, tanto o más requeridos que la pura materia prima.

Hay desafíos en materia minera, pero el reto debe asumir el Gobierno a través de medidas claras y concretas, con plenas garantías para captar inversiones y con incentivos para que las mismas desarrollen grandes proyectos mineros con beneficio colectivo de orden social, es decir empleos seguros y mejores condiciones de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada