domingo, 27 de diciembre de 2009

Análisis: Empresas estratégicas, su antítesis: La corrupción institucional

Miembros de la comisión técnica de la Federación de Rentistas Profesionales de la Minería Nacional – (Ferenpromin), nos hacen llegar a través de su filial regional otro documento que se refiere a las empresas estratégicas, su antítesis y la corrupción institucional.

I Introducción:



LAS EMPRESAS ESTRATÉGICAS, SU ANTITESIS: LA CORRUPCION INSTITUCIONAL

I. INTRODUCCION

La actual política estatal del gobierno es el apoyo preferencial que se presta a las empresas estatales de nuestro país, principalmente las emblemáticas Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL) y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), por que se constituyen en el sustento económico de nuestro país, por su contribución mayoritaria al TGN.

Este manejo como actitud nacionalista es la más adecuada, puesto que nuestros principales yacimientos no renovables mineralógicos e hidrocarburíferos están siendo explotados por aquellas empresas nacionales a cargo de personal boliviano y por este motivo es que todos nos constituimos en legisladores de su funcionamiento; por lo que con todo derecho debemos preguntamos: ¿Cómo se desenvuelven estas empresas en la actualidad? ¿Están cumpliendo con el rol que se les asignó?

Nadie duda de la importancia que el Estado Nacional cuente para si con eI fortalecimiento y potenciamiento de estas llamadas "empresas estratégicas" por la naturaleza de los recursos "estratégicos" que controlan y manejan. Entonces es menester que su funcionamiento, control y fiscalización deberán basarse en la trilogía:

1°. Personal Superior a cargo de profesionales especializados en la materia, de innegable calidad moral, técnica e intelectual.

2°. Un Directorio prealista que represente con fidelidad a todos cuantos están involucrados en las tareas de Fortalecimiento, Control y Fiscalización Institucional.

3°. Personal calificado y responsable, en lo posible marginado de las prebendas políticas y de los políticos que asumen solo la responsabilidad de “compensar favores de clientelismo electoral”

En la Nueva Constitución Política del Estado (NCPE) se han producido modificaciones sustanciales sobre el “Dominio de los Recursos Naturales” (Cap. ll, Art. 136) y en lo que respecta a grupos mineros nacionalizados y yacimientos hidrocarburíferos (Art. 13~ al 40), estas referencias son las que se mencionaban en la antigua CPE, hoy en cambio la NCPE abarca el tema en 42 capítulos (Arts. 342 al 383), con detalles sobre medio ambiente, hidrocarburos, minería y metalurgia, recursos hídricos, energía y biodiversidad. Pensamos que en un futuro muy cercano estos aspectos serán considerados como leyes especiales o se adecuarán a las ya existentes.

El Art. 351 (NCPE), parágrafo III, expresa: “La gestión y administración de los recursos naturales se realizará garantizando el control y la participación social en la toma de decisiones”, aspecto que nos permite reiterar lo planteado a propósito de que las empresas públicas estratégicas tengan un Directorio pluralista social y representativo.

Il. PROSPECCIÓN Y EXPLORACIÓN

En asuntos de minería e hidrocarburos es absolutamente claro que para que se pueda establecer el potencial de cualquier sitio considerado como reservorio con perspectivas de financiamiento y el ofrecimiento de tecnología para su explotación, como principio elemental es necesario contar con planes de prospección y exploración.

En el caso específico de minería, se han efectuado muy pocas tareas de prospección, por lo que en el presente se continúa con el trabajo tradicional en varios distritos que fueron y retornaron a manos de la Corporación Minera de Bolivia por efecto de las nuevas reglas que impusieron para esta empresa. Solo la minería privada efectúa, por necesidad e interés propio, alguna tarea obligada de prospección antes de acometer algún proyecto de explotación por los capitales de riesgo que impone la actividad minera. En el resto del sector minero: la Chica y la Cooperativizada, es parte de la improvisación de las actividades en las que se debate la minería: poca o ninguna perspectiva de desarrollo tecnológico.

III. CRISIS INSTITUCIONAL

Uno de Los golpes más fuertes y que haya recibido el actual Gobierno ha sido sin duda alguna el descubrimiento de actos de “corrupción institucional” en la empresa YPFB y lo más increíble: encabezados por su propio Presidente. Se piensa “si la cabeza es así, el cuerpo solo sirve para la sepultura”; casi se consigue la muerte de esta empresa estatal, faltó poco para su epitafio.

En el campo específico de la minería estatal, las denuncias de malos manejos económicos y técnicos de la actual gestión, no dejan de llamar la atención, principalmente por que algunos ejecutivos involucrados pertenecieron a nuestro sector de jubilados (rentistas, profesionales de la minería – Ferenpromin). Es que hemos tomado conocimiento de la denuncia realizada por el ex Director de Comibol, Ing. Mario Paulsen Tejada a las autoridades del sector referidos a malos manejos técnicos y económicos realizado en COMIBOL.

Un informe de labores del Ing. Paulsen de fecha 30 de junio 08 indica “que en sus cuarenta años de carrera profesional nunca había trabajado en una empresa tan mal manejada, en la cual no existe ninguna transparencia” (un informe involucra al presidente de la firma en un negocio de más de $us. 500.000 COMIBOL es acusada de comprar equipos viejos sin aval directorio” La Prensa del 21.Dic.08). Esta misma publicación señala: “La primera observación está referida al supuesto intento de Miranda de hacer aprobar por el Directorio una compra hecha con anterioridad de materiales y equipos usados (viejos) en 2007 por un valor a medio millón de dólares, de la Empresa IESA S.R.L., contratista de la rampa Huanuni (sistema de transporte en interior mina)”. Así consta en la nota remitida por esta compañía (CG/011-07) a la COMIBOL el de marzo de 2007, en la que señala: “Está enviando la factura N° 00148 por un monto de 463.653,82 dólares que cubre el saldo no facturado del desembolso para cancelar la venta de materiales y equipos instalados en la rampa principal y que son de propiedad de (que fueron utilizados por) IESA S.R.L. en la liquidación de contratos de la rampa principal (124.946,45 dólares)” (La negrilla es nuestra).

La indicada publicación de La Prensa continúa: “Las otras observaciones de Mario Paulsen:

a: Manejo discrecional en las adquisiciones de maquinaria para Huanuni por varios millones de dólares. Este centro minero dependiente de COMIBOL administró la compra sin participación del Directorio. El Presidente de la estatal Hugo Miranda respondió que esto se hace por que Huanuni fue declarada “empresa estratégica” (La negrita es nuestra).

b. Falta de Balances, Estados de Ganancias y Pérdidas, Evolución del Patrimonio Neto, Flujo Efectivo. Paulsen asegura que mientras ocupó su cargo en el Directorio no conoció y menos aprobó ningún Balance de las gestiones 2006 y 2007. Tampoco se conocen los Estados Financieros de la Empresa Minera Huanuni.

c. Proyectos antieconómicos.

Los proyectos que impulsa COMIBOL fueron concebidos apresuradamente, ninguno tiene un estudio serio y la mayoría no son rentables. Un ejemplo es la Función de Bismuto de Telamayu que estaba en fase de rehabilitación para que se habilite un horno e instalaciones con capacidad para cinco toneladas de alimentación de concentrados de bismuto por día, es decir tres o cuatro veces la mayor a la producción actual de bismuto del país. Además, para iniciar operaciones se debe activar una maestranza, tornería, taller eléctrico, soldaduría, departamento de compra de concentrados y otros, Paulsen señala que estos costos adicionales no podrían ser soportados por una mini fundición de cinco toneladas de alimentación de concentrados por día, convirtiéndose en un proyecto que deberá ser subvencionado por el Estado desde el primer día”.

Ahora bien, la reacción ante esta denuncia hecha pública, casi 6 meses después por el periódico La Prensa, por parte de las autoridades de la Corporación Minera de Bolivia, son sorprendentes por decir lo menos, por que en primer lugar no tiene su origen en la oficina principal de COMIBOL, en su Dirección de Prensa o cualquier oficina dependiente de la presidencia de esta empresa, sino de la Empresa Minera Huanuni, Departamento Legal. Evidentemente y aparentemente depositaria del daño económico efectuado a la institución, respondiendo a la denuncia mediante una solicitada en el periódico La Razón del 25.Dic.08, denominada A NUESTRO PUEBLO, que contiene aprietos como “carente de valores morales mínimos, Paulsen se escuda en cifras producto de ignara condición, razón por la que le emplazamos a visitar este centro minero y revisar toda documentación que requiere y que no permitirán que este descalificado individuo que ponga en duda la transparencia y honestidad de trabajadores mineros”. “A nuestro pueblo, a sus instituciones del modo más respetuoso expresamos nuestra plena disposición de someter la documentación que sea menester para poner en claro la infamia del llamado Mario Paulsen Tejada, a quien se les iniciará acción penal que corresponda, porque el lugar donde deben morar estos inmorales es una penitenciaría Huanuni, 24 de diciembre 2008”.

A modo de observación, podemos indicar que el Ing. Paulsen Tejada fue "renunciado" de su cargo de Director como miembro del Directorio de COMIBOL tiempo después de esta denuncia.

Por su parte, la Presidencia del Honorable Senado Nacional emitió un Documento denominado: "DECRETOS QUE FAVORECEN LA CORRUPCIÓN", en la que presentan un detalle pormenorizado de los Decretos Supremos referidos. a la Constitución de Fideicomisos, las observaciones a estos Decretos de Fideicomisos, Decretos Supremos de la creación de las Empresas Estratégicas; presentando un detalle en sus Anexos, los Decretos de excepciones que favorecen a las Empresas Estratégicas. De esta publicación (Pág. 6) se puede determinar que mediante decreto supremo se definen como “Empresas Estratégicas” entre otras a: Empresa Minera Huanuni, Empresa Siderúrgica Mutún (ESM), Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL), Metalúrgica Vinto, ENTEL y YPFB.

Nosotros, los rentistas, profesionales de la minería nacional (Ferenpromin), constituimos parte de la reserva moral (Lema de la Confederación de Jubilados) y solo pedimos que éstas denuncias y otras se esclarezcan, exclusivamente en el aspecto técnico, fundamentalmente salvaguardando el honor, apellido, trayectoria profesional y dignidad personal bien ganados en nuestra vida activa en servicio de la minería nacional, y recordamos que el actual Presidente de COMIBOL fue miembro de nuestra Federación – Ferenpromin (antes de retornar al trabajo activo) como también de su Comisión Técnica.

COMISION TECNICA “FERENPROMIN”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada