viernes, 10 de julio de 2009

Fósforo en el hierro de Mutún pospone plan de exportación

La empresa india Jindal Steel and Power, que se adjudicó la explotación del yacimiento de hierro de Mutún, anunció que la presencia de fósforo en el mineral es una traba que frena el inicio de las operaciones para exportar y que tienen 100.000 toneladas de hierro triturado almacenadas.
El director de esta compañía en Bolivia, Arvind Sharma, señaló que es importante controlar la presencia de fósforo, pues ningún mercado está interesado en comprar un producto que no sea de calidad.
“Hicimos una prueba en Canadá, donde no obtuvimos resultado. Ahora lo estamos haciendo en la India, China y Brasil. Considero que tendremos una respuesta en los próximos días. Es muy importante tener controlado el fósforo, para recién iniciar la exportación”, dijo.
Sobre el informe del cronograma de trabajo y los planes de inversión de la Jindal, Sharma aseguró que lo darán a conocer el 20 de julio cuando se reúnan, en Puerto Suárez, con el directorio de la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM). Precisó que en esa oportunidad presentarán su plan de trabajo y de inversiones, y también se hará conocer los gastos, $us dos millones, que están realizando para lograr un hierro de excelente calidad.
Al respecto, el ministro de Minería, Luis Echazú, confirmó la reunión y aseveró que el tema de la presencia de fósforo es algo que debe solucionar la Jindal puesto que es un problema que recién impacta cuando se está haciendo la fusión. La autoridad indicó que esperán el informe de la empresa sobre su plan de trabajo e inversión.
Guillermo Dalence, titular de la ESM explicó que hay 100.000 toneladas de hierro que la empresa india fue almacenando y que están trabajando dos equipos que tienen una capacidad para triturar 400 toneladas por hora.
El gerente de Minería de Jindal Steel Bolivia, Niraj Kumar, informó de que hay tres grupos contratados por la firma que trabajan en turnos de ocho horas.

Un tema que se soluciona
José Padilla / Asesor de minería de la Prefectura de SCZ
La presencia de fósforo en el yacimiento Mutún no es una noticia nueva.
Ya se lo conocía hace 30 años. Es una información que a todos los interesados por ganar la licitación se la hacía conocer; además, era lo primero que pedían.
Eso lo sabía la Jindal y la solución que tiene es la de recurrir a la tecnología para controlar, separar o reducir la presencia de fósforo en el hierro, porque si no habrá problemas cuando este mineral se lo quiera industrializar y transformar en acero.
En la conformación de hierro, la presencia de fósforo ronda entre un 0,12% y un 0,14%, que debe ser reducido al 0,8% o al 0,10% para tener los valores ideales.
La Jindal es una empresa multinacional, con gran experiencia en el negocio, y no debería tener problema en encontrar una solución, pues en definitiva se trata de un tema de ingeniería química y de inversión. Son dos puntos que se pueden superar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada