miércoles, 3 de diciembre de 2008

Los yacimientos de zinc se agotan en minas de Potosí

En 2007, las cooperativas mineras sacaron 1,5 millones de toneladas de este mineral.

Potosí / El Potosí.- Las reservas de zinc del departamento de Potosí están en proceso de desaparición debido a la extracción intensiva a la que fueron sometidas, informó el gerente regional de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), José Manuel Farfán.

La autoridad informó que sólo en la pasada gestión los miembros de las 32 cooperativas que trabajan en el Cerro Rico de Potosí extrajeron más de 1,5 millones de toneladas de cargas con contenido de zinc.

Es decir que cada jornada sacaron 5.000 toneladas en 25 días promedio por mes, ya que las cooperativas no trabajaron todos los días de la semana de acuerdo con su sistema de actividad laboral.

A esa cantidad de mineral extraído del Cerro Rico de Potosí hay que anotar la extracción de zinc en las provincias del departamento por los cooperativistas, además de los mineros chicos y medianos.

La más grande operación que existe en el departamento de Potosí es San Cristóbal que, según sus datos técnicos, trata en promedio 40.000 toneladas de cargas por día, lo que le permite sacar concentrados con contenidos de zinc y plata para su venta en el exterior.

Farfán considera que durante 2007 creció en gran medida la extracción de cargas mineralizadas de zinc debido a los altos precios que regían en el mercado internacional.

Agregó que percibe que ha bajado el volumen de carga que se extrae tanto de las minas cooperativizadas como de las regentadas por los mineros chicos y medianos por causa de la baja cotización de este mineral.

Los reportes actuales hablan de una disminución del orden del 45 por ciento en el proceso de extracción de cargas, aunque las ventas no disminuyeron en la misma proporción, aparentemente, porque en los ingenios están tratando cargas que habían sido estocadas.

Las actuales reservas de zinc se encuentran en las provincias Frías, Sud Chichas, Rafael Bustillo y Nor Lípez.

A menor ley, menos empleos

Si en el periodo de la bonanza minera creció la fuerza laboral del sector, en la actualidad se evidencia una marcada disminución de la cantidad de trabajadores de las minas privadas así como de las cooperativas.

José Manuel Farfán, gerente regional de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), da cuenta de que al momento menos de 4.000 personas están trabajando en las 32 cooperativas mineras que tienen contratos con la Comibol en el Cerro Rico. En la etapa de la bonanza esta cifra ascendía a 15.000 empleados.

Pero además del agotamiento de las reservas, los dirigentes de las cooperativas indican que bajaron las cabezas de ley del zinc y que tampoco tienen compradores. Ésta es la razón por la que han comenzado a paralizar las labores de extracción de los minerales. En los ingenios al parecer están pidiendo cargas con más del 10 por ciento de contenido de ley.

Las actuales reservas certificadas son pocas en relación con lo que falta por descubrir, pero para ello se requiere invertir en procesos de exploración. El presidente de la Cámara Departamental de Minería (Cademin), Augusto Ramírez, sostuvo que tanto las autoridades nacionales como las empresas descuidaron este proceso.

La raíz del problema

La Cámara de Minería (Cademin) sostiene que actualmente se explotan vetas del siglo pasado.

La ley de este mineral ha caído y los ingenios piden cargas con más del 10 por ciento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada