domingo, 14 de diciembre de 2008

La plata pierde mercado en Perú y se prevé caída en exportaciones


Los empresarios privados de Potosí y Oruro estiman que los ingresos bajaron desde octubre.

Al igual que con el zinc y el estaño, la crisis de la minería comienza a golpear también a la plata con el cierre del mercado de Perú. Los empresarios de Potosí y Oruro calculan que, a partir de octubre, las exportaciones de minerales y las regalías disminuyeron en un 30 por ciento.

El presidente de la Federación de Empresarios de Potosí, Roberto Emilio Valda, informó a La Prensa que el país vecino era unos de los principales compradores de plata. Sin embargo, debido a la crisis económica mundial y la caída de precios, la demanda se frenó.

El problema se agrava aún más porque este mineral se había convertido en el refugio de los productores, por el descenso de precios del zinc.

Hasta julio de este año, la onza troy de plata se cotizaba en 18,83 dólares, mientras que el viernes se ubicó en 10 dólares.

Datos de la Cámara de Exportadores (Camex) señalan que las exportaciones de este mineral hasta septiembre alcanzaron los 260,6 millones de dólares y su producción a 6.403,60 toneladas, es decir un incremento de 162,4 por ciento con relación al año pasado.

Se estima que las ventas disminuyeron a partir de octubre, cuando las cotizaciones internacionales bajaron de golpe.

Valda contó que también se tropieza con los bajos precios que ofertan los rescatistas de la materia prima, quienes ofertan menos que la cotización oficial. Se estima que cancelan un 30 a 35 por ciento menos.

El ex ministro de Minería Jorge Espinoza señaló que quienes vendían su producción a Perú eran fundamentalmente las cooperativas y mineros chicos; sin embargo, con la crisis ahora tienen enormes dificultades.

Recordó que este mineral también es producido por empresas grandes como San Cristóbal y Sinchi Wayra, que cuentan con contratos seguros en Europa y Asia.

El secretario ejecutivo de la Federación de Cooperativas Mineras (Fencomin), Andrés Villca, alertó que el mercado de los minerales se está cerrando.

Ventas y regalía

Valda informó que en Potosí la producción de zinc, el primer mineral de exportación, disminuye porque los mineros están pasando a la extracción de plata. Así lo cree también el Presidente de la Federación de Empresarios Privados de Potosí cuando afirma que los mercados de zinc ya no compran porque no existe producción

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Oruro, Luis García Pérez, sostuvo que al ser el estaño uno de los productos exportables más importantes de la región, la caída de la cotización afectará los ingresos en el último trimestre. Su precio bajó de 11 dólares en julio a la mitad en diciembre de este año. El departamento esperaba recibir por regalías seis millones de dólares este año, de los que un 60 por ciento depende de las ventas de oro que todavía tiene cotizaciones positivas.

Los otros dos millones se originan en diversos minerales y se estima que la pérdida será de un 30 por ciento, es decir unos 700.000 dólares.

En Potosí, Valda también explicó que puede haber una disminución similar. Sugirió que el Poder Ejecutivo ponga una sucursal de Vinto en la región para la compra de minerales porque de esa manera se abaratarían los costos de producción de los sectores.

De lo contrario, la crítica situación continuará y afectará al sector minero. Por ejemplo, de las 15.000 cooperativistas que habían trabajando en el Cerro Rico, ahora sólo hay 5.000, y de los 30 ingenios existentes, 11 paralizaron sus labores.

En Oruro se cerraron tres cooperativas y en La Paz un número similar por la crisis.

Diversificar

Para hacer frente a la crisis del sector minero, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) propuso durante su encuentro una diversificación de la economía de las regiones productoras castigar los avasallamientos, ajustar tributos y dar incentivos a la exploración.

La entidad considera que el sector ha sido golpeado por la caída de precios de los principales minerales y ni los proyectos grandes tienen la posibilidad de resistir el contexto internacional adverso.

Sostiene que tanto Potosí como Oruro deben generar valor agregado a su producción como el hierro forjado, la metalmecánica y la orfebrería, pero para ello es importante que el Gobierno abra más mercados.

Según los empresarios, también es fundamental que la propiedad y los derechos mineros sean respetados.

Una de las primeras acciones que debe encarar el Gobierno es la restitución de de las propiedades intervenidas y devolución de las concesiones arrebatadas.

De acuerdo con la CEPB, esto tendrá un efecto social inmediato porque permitirá preservar empleos.

El sector también sugiere revisar la elevada carga tributaria a las utilidades que llega al 37,5 por ciento.

Los empresarios creen que el Ejecutivo debe generar incentivos a la exploración minera, permitiendo que se puedan deducir estos gastos en el pago de tributos y trabajar en productos financieros de fomento que permitan subir la producción.

LOS DATOS

La crisis en EEUU, que derrumbó los mercados, agravó la situación de la minería.

Se estima que hasta la fecha hay al menos 10.000 despidos en el sector.

En el mundo, las grandes empresas han paralizado varias operaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada