domingo, 6 de enero de 2008

El precio del oro creció en un 30% y Bolivia no se beneficia



El precio del oro se incrementó en 30 por ciento en un año y tocó el jueves los 869,89 dólares la onza troy en el mercado de Londres. Ese nivel es el máximo registrado en 28 años consecutivos, pero Bolivia no lo aprovecha del todo debido a que la producción del mineral bajó y no se desarrollaron nuevos yacimientos.

El Ministerio de Minería informó que espera revertir la tendencia e inyectar nuevos capitales después de que el Congreso apruebe nuevas reglas de juego para el sector extractivo.

Actualmente se analiza la modificación del Código Minero, que otorga a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) la posibilidad de participar en la producción de minerales sola o en asociación con privados y dejar de ser simple administradora de contratos.

El Poder Ejecutivo aseguró que las regiones productoras como Oruro y La Paz sentirán, de alguna forma, los beneficios del alza de precios en las regalías que perciben.

El alza del mineral

La agencia Efe informó que el valor del oro batió el jueves un récord de 868,89 dólares la onza en el London Bullion Market, aunque cerró la semana en 858,85 dólares.

El nivel “pico” fue reconocido por analistas y expertos mundiales en el rubro porque es el más alto después de los 850 dólares la onza alcanzados en 1980. En aquella ocasión se llegó a ese margen debido a que los inversores salieron desesperadamente a comprar oro a raíz de la alta inflación provocada por los elevados precios del crudo en medio de la revolución iraní.

El metal precioso marcó un nuevo hito el año pasado arrastrado por el precio del barril de petróleo, que también batió su propio récord.

Según la BBC Mundo, los inversionistas consideran al oro una protección contra los riesgos inflacionarios que provocan los altos precios del combustible.

Efe detalló que el precio del crudo cerró la semana en 98 dólares el barril en el Petróleo Intermed de Texas (WTI), que es el mercado de referencia para Bolivia. Empero, en la sesión de un día anterior sobrepasó la barrera de los 100 dólares y se cotizó en 100,09 dólares.

Según analistas, otro factor que incidió en el alza del metal fue el debilitamiento del dólar y las tensiones políticas en Pakistán luego del asesinato de la líder opositora Benazir Bhutto. El operador de ese metal en la empresa Delta Asia Financial Group, Gary Yue, citado por agencias internacionales, explicó que cuando la situación del crudo y de la divisa estadounidense es inestable, las compañías prefieren invertir su dinero en otras cosas, como el oro.

El caso de Pakistán incidió en el alza porque el metal precioso es considerado como un refugio en tiempos de crisis. Otros reportes internacionales aseguran que la elevada cotización se debió también a que en China e India, dos potencias económicas emergentes, se está incrementando la compra de joyas, aunque no brindan datos precisos.

En Bolivia

De acuerdo con el Ministerio de Minería, el país no es un gran productor de oro y se destaca más bien por el zinc y el estaño.

En la actualidad, la mina Kori Chaca (que en español significa puente de oro) es el yacimiento que más produce el metal precioso en la nación. Está ubicada en la zona de Iroco, a cinco kilómetros de la ciudad de Oruro, y opera bajo el control de la Empresa Minera Inti Raymi Sociedad Anónima (EMIRSA).

Las cooperativas de Tipuani también producen oro en la provincia Larecaja del departamento de La Paz, pero no existen cifras precisas de la cantidad de mineral extraída. Fuentes del Gobierno explicaron que existe mucha fuga de mineral a Brasil y Perú, y que ahora con el Servicio Nacional de Registro de Comercialización Minera (Senarecom) se pretende llevar un mejor control al respecto.

El Ministerio de Minería indicó que la producción de oro bajó en 2007, aunque no tiene datos a diciembre. Entre enero y junio llegó a 4,5 toneladas métricas finas (TMF), mientras que en el mismo periodo un año antes llegó a 5,2 TMF.

El mayor impacto se generó en la minería mediana que disminuyó de 4 TMF a 3 TMF. En cambio, las cooperativas subieron de 1,5 TMF a casi 1,8 TMF.

El ex ministro del sector Jorge Espinoza explicó que el bajón del oro en la minería mediana se debió fundamentalmente a la caída de la producción en Inti Raymi, por el agotamiento de su mina Kori Kollo.

Ramiro Paredes, experto en el sector extractivo, indicó que en función de los recientes datos disponibles de 2007, Bolivia produjo 8,6 TMF, mientras que un año antes llegó a 9,6 TMF.

La producción de oro tiende a la baja porque no se descubrieron más yacimientos, y los que se tienen datan de la Colonia.

Paredes explicó que las cifras demuestran que como la oferta de oro es baja en Bolivia, su precio internacional no repercute tanto en el país como se quisiera porque los volúmenes de venta son bajos.

Charles Bruce, otro destacado analista, dijo que por la producción, Bolivia no está aprovechando la buena coyuntura internacional, pero que Oruro como región productora de alguna manera siente los beneficios al igual que los cooperativistas.

El viceministro del sector, Pedro Mariobo, considera que Oruro y La Paz se beneficiarán por coparticipación tributaria, aunque no precisó datos.

Paredes aclaró que las cooperativas no se beneficiarán del todo porque si bien el valor de sus ingresos es mayor, no será superior al del año pasado, ya que los niveles de productividad no mejoraron e incluso las operaciones se paralizaron en algunos casos.

El ejecutivo de la Federación Regional de Cooperativas Auríferas de La Paz (Fereco), Wilfredo Calani, señaló que su sector está integrado por cerca de 3.800 mineros y que no se benefician con la subida del precio del oro porque no pueden producir y venden el metal que extraen a 20 ó 30 bolivianos menos del precio oficial, pues así lo fijan las comercializadoras.

La producción, según Calani, llega a 50 gramos por día y al mes, 600 gramos. La mayor parte va al mercado interno y a la elaboración de joyas que luego son exportadas por otras firmas.

Las joyerías

Las empresas Orbol y Exportadores Bolivianos Karim comercializan joyas de oro.

Estas compañías compran el mineral y luego lo procesan con diseños novedosos.

En los mercados de La Paz, las joyerías elevaron el precio de sus productos.

Algunas aseguran que ello se debe a que es temporada alta de compras.

En fin de año, los bachilleres son los que más demandan los anillos de promoción.

El valor del metal precioso se eleva en función del precio del barril de petróleo.

La debilidad de la divisa estadounidense también influyó en el repunte del mineral.

Los conflictos en Pakistán favorecieron para llegar a un valor récord.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada